"Las obras realizadas sin sinceridad son como el viajero que lleva arena en su cantimplora. Llevarla le supone un peso y no le aporta ningun beneficio".
Ibn Al-Qayyim

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Con un poco de humor satírico.......

Estás perdido, tiburón

No sería extraño en absoluto que apareciera en escena la organización de Al Qaeda, como es ya habitual, declarando que ha conseguido reclutar tiburones en sus filas
Según las noticias, un tiburón ha atacado a varios turistas en el Mar Rojo en la zona egipcia de Sharm Al-shayj con el resultado de varios heridos.
Este acontecimiento ha llevado al ministerio de exteriores británico a emitir apresuradamente un comunicado en el que alerta a sus ciudadanos sobre el tiburón egipcio, aconsejándoles evitar dicha zona por razones de seguridad.
Evidentemente, cualquiera que siga los acontecimientos sabrá que un gran numero de turistas en Australia perecen o resultan heridos anualmente por ataques de tiburones sin que ningún gobierno occidental haya hecho público ningún manifiesto de advertencia a sus ciudadanos, desaconsejándoles bañarse en las playas de Australia; sin embargo, cuando el tiburón es egipcio o árabe, surge la sospecha y entonces se convierte en autor de "proyecto de terrorista" que amenaza los intereses occidentales.
No me extrañaría en absoluto que apareciera en escena la organización de Al-Qaeda, como es ya habitual, declarando que ha conseguido reclutar tiburones en sus filas y que uno de los miembros de la célula de los tiburones ha conseguido atacar y destrozar a un grupo de agresores cruzados.
Tampoco me extrañaría que el gobierno egipcio declarara la aplicación de la ley de excepción en el mar como respuesta a la amenaza terrorista apoyada por potencias regionales y la organización Hamas, siendo el primer artículo de dicha ley la prohibición de cualquier aglomeración de más de tres peces en el mar, so pena de ser detenidos y fritos en las sartenes de los servicios de seguridad del estado.
Y para que la respuesta al ataque de los tiburones sea proporcional a la humillación que estos tiburones han infligido a los ciudadanos occidentales, EEUU enviará al mar rojo un portaviones nuclear y varios submarinos para poner de manifiesto su solidaridad con los gobiernos amigos de la región, ante el peligro de la propagación del tiburón con fines no pacíficos y firmará acuerdos comerciales por varios miles de millones de dólares para abastecer a los estados de la región con sofisticados misiles anti-tiburón.
El consejo de seguridad también tomará parte en el asunto, ya que mantendrá una reunión urgente para tratar el ataque terrorista y acordará una serie de sanciones contra Irán, Siria y Corea del Norte en su calidad de países que cobijan a los tiburones y mantienen en sus aguas internacionales grupos de ellos violando todos los acuerdos internacionales.
Los estados árabes manifestarán su solidaridad con las victimas del terrorismo de los tiburones y al mismo tiempo pedirán a la comunidad internacional que no persiga a todos los tipos de tiburones árabes ya que algunas de sus especies son mansas y creen en la paz como opción estratégica y esencial para resolver el problema de los bañistas en aguas profundas.
Los partidos en los países árabes organizarán manifestaciones pacificas en apoyo al revolucionario tiburón egipcio que ha defendido la dignidad de la nación árabe y las sagradas causas islámicas, solicitarán rendir honores al tiburón, bautizar calles con su nombre y construir monumentos en su honor. Los poetas competirán escribiendo poesías que elogiarán las virtudes del tiburón, el celoso héroe, considerándolo líder y libertador de la nación.
Mientras tanto, el tiburón se mostrará totalmente ajeno a esta algarabía y seguirá tomando su delicioso bocado de carne blanca sin percatarse de los preparativos para acabar con él y con su especie, sin que ni siquiera las asociaciones protectoras de animales muevan un solo dedo en su favor, simplemente porque es un terrorista tiburón árabe.

Fuente: Webislam, autor Muhsin Al-Obaidi Al-Saffar (médico y periodista iraquí), traducción del árabe ha sido realizada por Ali Mesnaoui Mrabet

1 comentario:

  1. La verdad es que es muy bueno el artículo de humor satírico, jajaja, pero la verdad pobre tiburón...!
    Saludos

    ResponderEliminar