"Las obras realizadas sin sinceridad son como el viajero que lleva arena en su cantimplora. Llevarla le supone un peso y no le aporta ningun beneficio".
Ibn Al-Qayyim

lunes, 1 de noviembre de 2010

Porqué es incorrecto decir "converso" cuando hablamos del Islam

La "Desconversión" para abrazar al Islam

Cuando alguien oye hablar de que Fulanito es musulmán no habiendo nacido en un país islámico, se dice de él que es un converso, que se ha convertido al Islam.
Dice el Diccionario de la Lengua Española que "converso es aquel que cambia de religión"; si nos fijamos atentamente en la definición debemosconcluir que no es posible la conversión al Islam ya que no es una religión. El Islam no puede ser catalogado como religión al no adecuarse a los parámetros que define a ésta.
En un famoso hadiz se narra que Rasul (S.A.S.) dijo que: "Todo ser humano nace con su Naturaleza original intacta, y son sus padres los que lo hacen judío, cristiano o politeísta". A lo cual uno de sus Compañeros replicó: "... o musulmán". Y el Profeta (S.A.S.) contestó: "No, pues el Islam es el estado natural del ser humano".
Cuando nacemos, nuestra Fitra (naturaleza original), está intacta, inmaculada: la primera conversión que recibimos de nuestros padres y posteriormente el medio cultural y social en el que nos desenvolvemos va propiciando múltiples conversiones. Todos los días de nuestra vida estamos "convirtiéndonos" en algo, pertenecemos a tal o cual religión, o tal o cual ideología política, etc. Con todo ello vamos tapando, velando esa Fitra con la que nacemos.
El Islam por contrapartida, invita a ir quitando velos que hemos ido depositando encima, que han ido insuflando nuestro Ego, dándole al mismo apariencia de realidad. El musulmán se va "desconvirtiendo" paulatinamente de todas las capas sedimentarias que han ido velando su Fitra y le han alejado de su origen.
El Islam es una invitación a "retornar". Al Islam no se "va"; se "regresa". El objetivo del musulmán es devolver a su corazón esa capacidad cognitiva original que la persona ha ido perdiendo.
No cabe, por tanto, hablar de conversión al Islam y mucho menos practicarlo como si fuera gimnasia o un ejercicio de yoga meditación. El ser humano nace en estado de Islam, de armonía, de paz-salam. ¿Cómo podríamos convertirnos hacia algo con lo que nacimos? El musulmán no se hace, nace: cuando desaparecen las religiones, los mitos, las ideologías, sólo queda ISLAM.
Mezquita de los Andaluces – Sevilla
inforislam

5 comentarios:

  1. Pues mira de eso me entero yo ahora, de que sea incorrecto hablar de la conversión al Islam,...bueno si me habias dicho en una ocasión creo que se nace siendo Musulman, pero lo que no sabía era que fuera incorrecto hablar de conversión cuando un cristiano se hace musulmán. Pero de hecho se dice así: " tal persona se ha convertido al Islam" como por ejemplo la cuñada de Toni Blair. Lo que si es cierto es que no se debe practicar como si fuera un ejercicio de Yoga, porque entonces en cuanto se cansara uno/a de practicarlo, adios Islam. Tampoco he entendido lo que explicas referente a las ideologías políticas, ¿cuando te conviertes al Islam, desaparece la ideología política que tengas ó como es eso...?. Bueno, aún me quedarían dudas a tutiplein por aclarar...
    Salaamu Alaykum Ambar

    ResponderEliminar
  2. Es decir que si uno naciera y sus padres no le impusieran ninguna religion el nacido seria musulman?
    Entonces por que en las tribus alejadas de cualquier civilizacion tienen cultos animistas y no son musulmanes, si esa es la religion que todos llevamos dentro?

    ResponderEliminar
  3. Esas tribus tan alejadas de la civilización tienen su propia religión. Algunas de ellas son animistas y adoran a las fuerzas de la naturaleza que conocen, otras han llegado a entender la fuerza de una única divinidad y la adoran a su manera, la manera que les han transmitido sus antepasados. Por muy alejados que estén de la civilización, no están alejados de sus padres y parientes, y son ellos los que les enseñan la religión que han ido desarrollando durante generaciones y generaciones. Lo raro sería que se comportaran de la misma forma que sociedades que se han desarrollado de forma diferente, en entornos diferentes.

    Por otro lado, lo que el artículo intenta destacar es que no hay que usar la etiqueta "musulmán" como perteneciente a una religión más. Lo que el artículo trata de mostrar es que ISLAM significa el sometimiento, el abandono, el reconocimiento del alma de que Dios existe, y reconoce que somos seres finitos y débiles, que no somos nada sino por el amor a Dios. Islam no tiene nada que ver (o no debería tener que ver) con moros y cristianos, con Cruzadas, con historia del mundo árabe... Islam es un estado de ánimo del alma que reconoce que hay un camino que seguir, el camino que proporciona paz interior. Yo he hablado con personas que se sienten de la misma forma, y sin embargo no son musulmanes, he conocido gente que se declara cristiana, o budista, pero se rige por los mismos principios que yo. Es más lo que nos une que lo que nos separa, sólo que los hombres nos enredamos en las diferencias, y nos perdemos lo realmente importante.

    Te pongo ejemplos tan separados como un filósofo griego y un santo católico, San Agustín: Epícteto (filósofo perteneciente a la corriente estoica de pensamiento) decía: "Pobre desgraciado, que llevas a Dios en tu interior y no lo sabes". Y San Agustín (con el que, la verdad, encuentro más discrepancias que cosas en común, pero compartimos esta afirmación): "Nuestro único cometido en esta vida es procurar ver a Dios con los ojos de nuestro corazón".

    Pues eso, que la verdad está ahí dentro (a pesar de lo que decían en cierta serie de televisión), sólo que, la mayoría de las veces, los árboles no nos dejan ver el bosque...

    ResponderEliminar
  4. Pues si Paloma, coincido contigo en todo, pero sobre todo en tres cosas: 1º que es más lo que nos une que lo que nos separa, 2º-que el problema lo tenemos los hombres/mujeres que nos enredamos en las diferencias y nos perdemos lo realmente importante y 3º-que la mayoría de las veces los árboles no nos dejan ver el bosque.
    Por cierto, aunque esto ya no sé si tiene algo que ver,...tanto que se habla de que los Musulmanes intentan invadirnos ó imponernos su religión ó forma de vida,...creo que hasta ahora no han hecho todavia lo que hacian los descubridores Cristianos Españoles cuando llegaron a América que imponían por la Fuerza y la Sangre su religión, creencias y costumbres a la gente de los países que invadían y encima les expoliaban sus recursos, les explotaban y les dejaban bienes de mucho menos valor que los que se traían de allí para Europa, pero en fín eso ya es otra historia...Recomiendo leer "Las Venas Abiertas de América Latina" de Eduardo Galeano, que lo argumenta todo muy bien.
    Saludos y disculpa que me extienda tanto

    ResponderEliminar
  5. Assalaamu ‘alaykum

    [El Islam es una invitación a "retornar". Al Islam no se "va"; se "regresa".]

    Muy bien acertado! El secreto es en el nombre “Islaam” que es la rendición natural al ambiente (somos el producto del ambiente en que nacimos = somos lo que comemos). Pero este universo no es el hogar original, y como estamos sometidos al ambiente, o sea el ambiente reina sobre nosotros, que es lo que llamamos aquí “la evolución”, no nos entregamos a ella, solo a Allaah, el propietario de los universos (hogares); El independiente de su ambiente. Por eso, El Islaam en esta vida es regresarse en adelante al útero (الرِحْم) del hogar original (الجنّة) (ÿanna).

    http://www.youtube.com/user/Soomtu

    ResponderEliminar