"Las obras realizadas sin sinceridad son como el viajero que lleva arena en su cantimplora. Llevarla le supone un peso y no le aporta ningun beneficio".
Ibn Al-Qayyim

lunes, 2 de marzo de 2015

Fanáticos y mercenarios promocionan la islamofobia

Casi todos los musulmanes que viven en Europa han tenido que realizar algún momento algún tipo de manifestación rechazando el terrorismo y condenándolo


Fuente:  Web Islam


Estos grupos criminales son el alimento de la islamofobia y el enemigo más eficaz contra el islam.
A cada atentado terrorista, cometido por grupos desviados del islam, le siguen manifestaciones como estas, (recogidas en la edición de la CNN en ingles):
"Me preocupo por mi mujer, que lleva un pañuelo en la cabeza, y por mis hijos cuando están con ella y yo no estoy allí para protegerlos."
"Me siento aterrorizado por mis dos hijos. Aunque han nacido y crecido aquí temo por nuestra seguridad."
"Hace poco mi padre le dijo a mi madre y a mi hermana que tratasen de disimular su hiyab con un sombrero."
Casi todos los musulmanes que viven en Europa han tenido que realizar algún momento algún  tipo de manifestación rechazando el terrorismo y condenándolo. Miles de musulmanes no han sido contratados por el temor de los empresarios a tener un presunto simpatizante de estos grupos criminales, aunque el motivo que adujeron para no contratarlos fuera otro.
Cada atentado cometido por estos terroristas desviados del islam significa un reguero de actos islamófobos, manifestaciones, y políticos pidiendo la restriccion de derechos religiosos y la libertad de movimientos para los musulmanes. Tras el atentado aCharlie Hebdo, una granada explotó en un edificio en el que hay una mezquita, en Le Mans, en el oeste del país. Posteriormente, decenas de actos islamófobos y agresiones recorrieron toda Francia.
El fanatismo de estos grupos desviados del islam está promoviendo la islamofobia por toda Europa y occidente, con sus actos terroristas. Una web digital, publicó el titular,“España sabe distinguir a unos musulmanes de otros”. Dicho titular, (bien intencionado), no se ajusta a los hechos. No existen musulmanes buenos y musulmanes radicales que cometen actos terroristas. Existen musulmanes, de diferentes tendencias, (desde el sufismo hasta el salafismo pacifico), y terroristas que se han apartado del islam.
Mounir Benjellboun Andaloussi Azhari, Presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas, manifestó:
“El Estado Islámico se está alimentando del odio y la confrontación en el mundo, … le da igual si eres musulmán o no, porque matan sin piedad y sin ningún remordimiento”.
Riay Tatary, presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España, que llama a la convivencia y la paz, manifestó: “No coinciden con el espíritu  del islam” “Tenemos que condenar toda la violencia, salga de donde salga, sea de violencia estatal o violencia de grupos“.
Cada crimen, barbaridad y salvajada cometida por estos grupos desviados del islam, ya sea en Nigeria, Somalia, el norte de Irak o cualquier parte del mundo, provoca una ola de rechazo contra los musulmanes en toda Europa. Estos grupos criminales son el alimento de la islamofobia y el enemigo más eficaz contra el islam.
Estos grupos desviados no representan una corriente dentro del islam, del mismo modo que el Ku Klux Klan no representa ninguna corriente dentro del cristianismo. No se puede decir que el salafismo o el wahabismo avalen este tipo de crímenes, cometidos por fanáticos, que pervierten cualquier interpretación del islam para apropiarse de ella y justificar su continua agresión contra la cultura y la civilización. El alimento ideológico de estos grupos desviados es el resentimiento y el odio. El  mismo resentimiento del que se alimentó el movimiento nacional-solicialista en Alemania tras la segunda guerra mundial y el mismo odio que habitaba en el corazón y la mente de los SS de Hitler que, como ellos, mataban y asesinaban sin ningún tipo de remordimiento.
Igual que los nazis asesinaban a sus rivales y consideraban que existían vidas con menos valor que otras, estos grupos de desviados del islam consideran que se puede asesinar sin ningún tipo de impunidad a personas con otras creencias religiosas o a los mismos musulmanes. Si los nazis asesinaban y discriminaban siguiendo criterios racistas, estos grupos desviados asesinan siguiendo criterios fanáticos seudo religiosos que nada tienen que ver con el islam.
Decir no a estos grupos fanáticos desviados es afirmar la convivencia, la tolerancia, la cultura, lo mejor de la civilización islámica. Amar el islam es amar su rica variedad y su amor por la paz. Llenar nuestras vidas de islam es purificarnos contra el odio y la discriminación que otros predican. Luchar por el islam no es ir con un lanzagranadas sino ser honesto, humilde, moderado y sincero. El islam no es una bomba andante, intolerante y sedienta de sangre, el islam no es ni puede ser representado por estos grupos desviados, que tienen intereses bastardos inconfesables y que realizan un completo lavado de cerebro a sus seguidores hasta convertirlos en máquinas sin sentimientos para que actúen como autómatas o zombis.
El Sagrado Corán dice, “Y luchad en la causa de Allah contra los que luchan contra vosotros, pero no seáis transgresores. En verdad, Allah no ama a los transgresores”(Corán, 2:190), “...Y no cometáis iniquidades en la tierra, creando el desorden” (Corán, 2:60).
El Mensajero de Allah (s.a.s.), dijo, "El hombre combate por el botín; el hombre combate por la gloria; el hombre lucha por demostrar la superioridad de su temple; ¿quién es el que combate en el camino de Allah? El que combate para que sea exaltada Su palabra, ése está en el camino de Allah" (Al-'Aïnî, 6557)
En un hadiz del Profeta Jesús, (a.s.), éste dice, “En los últimos días habrán hombres de conocimiento que enseñaran la abstinencia en este mundo pero ellos no se abstendrá , hombres que enseñaran a la gente a sentir delicia por la otra vida pero no la sentirán ellos mismos, y quienes advertirán a la gente de seguir a sus dirigentes pero ellos no irán tras ellos. Se acercaran a los ricos, pero se alejaran del pobre; serán placenteros con los grandes hombres pero se abstendrán de acercarse a los hombres humildes. Estos serán hermanos de los diablos y enemigos del Misericordioso."

1 comentario: