"Las obras realizadas sin sinceridad son como el viajero que lleva arena en su cantimplora. Llevarla le supone un peso y no le aporta ningun beneficio".
Ibn Al-Qayyim

domingo, 5 de junio de 2011

Entrada eliminada y explicación

Hace unos dias publique una entrada en la que hablaba sobre un libro que me estaba leyendo de un viaje a China, un libro que me estaba gustando hasta que llegué a una frase en la que se hacía un comentario incorrecto sobre Irán, el comentario aludía a un castigo que supuestamente se aplica solo a las mujeres, lo cual no es así, la pena por ese delito no existe en Irán, ni tampoco hay penas que se apliquen solo a mujeres, el codigo penal iraní no distingue entre sexos.
Tras haber tenido con el autor del libro una breve conversación via e mail he decidido eliminar aquella entrada y publicar aqui, con el permiso del autor la explicación por él dada.
Desde aqui mi agradecimiento al mismo por su interés y buena voluntad en este asunto.


Estimado Sr. Yasmin Um Bilal,
Pág. 26, de mi libro "El Sueño del Dragón". Tiene usted toda la razón.
Créame, lo siento mucho. Ahora, tras su acertada observación, estoy convencido de que no debí jamás escribir esa frase, que seguramente proviene de las muchas lecturas de algún comentario aparecido en los periódicos que suelo leer, que van desde "La Jornada" de México hasta "El País" en España, pasando por "La Vanguardia" u otros que seguramente reproducen éste tipo de noticias en las que uno termina por perderse.
Siempre he pensado, en que una obra, la que sea, puede ser enriquecida gracias a sus posibles lectores. Sin duda, el caso más palpable de lo que siempre creí, se encuentra en su lectura.
Tomo buena nota, para en un futuro, si se diese el caso, eliminar exactamente la siguiente frase: "Pero lo hacen por razones muy distintas de las que reinan en Irán, donde la ley islámica desaprueba las manifestaciones de cariño en público y condena a la mujer a recibir cien azotes". Prometido.
Por supuesto, puede usted editar en su blog mi mensaje, esperando así reparar en algo ese error innvolutario, pues repito, en lo personal, toda expresión cultural merece el mayor de los respetos, aún y cuando, uno pueda tener diferencias de opinión sobre los usos y costumbres de los pueblos.
Reciba mis más sincera y reiteradas disculpas.
Le hago llegar, mi afecto y amistad.
Fraternalmente,
Carlos Ernesto García
Poeta, escritor y corresponsal salvadoreño

3 comentarios:

  1. Conozco, al menos en lo fundamental, el Derecho Penal iraní. Pero la falsaria prensa corporativa occidental se empeña en mentirle a la opinión pública sobre la realidad jurídica de la República Islámica persa.

    Un saludo de nuevo.

    ResponderEliminar
  2. Qué loable la delicadeza y preocupación del autor, que Allah lo bendiga y a tí por hacerle notar esto y actuar en consecuencia.

    ResponderEliminar