"Las obras realizadas sin sinceridad son como el viajero que lleva arena en su cantimplora. Llevarla le supone un peso y no le aporta ningun beneficio".
Ibn Al-Qayyim

viernes, 8 de octubre de 2010

Despedido por llamarse Mohamed

Despedido por no cambiarse de nombre

Un joven francés denuncia que la empresa en la que trabajaba lo ha despedido por no cambiar su nombre de Mohamed a Alexandre.
Su jefe creía que otro nombre "funcionaría mejor" de cara al público.
El empleado se encargaba de telefonear a una lista de clientes.


Despedido por no querer cambiar su nombre. Es la denuncia que ha realizado un joven francés, de 19 años, que asegura que la empresa para la que trabajaba ha rescindido su contrato por no haber cambiado su nombre de Mohamed a Alexandre.

Mohamed Lamour era becario para una empresa francesa de entrega de alimentos a domicilio, donde se encargaba de telefonear a una lista de clientes para ofrecer las nuevas promociones.
Su director le señaló que su nombre no era "corriente" y que Alexandre sería su nuevo apodo porque entendía que "funciona mejor" de cara al público, según publica el diario galo Le Parisien.

Xavier Médeau, el abogado de Lamour, que ha denunciado el caso, ha explicado que su cliente "se quedó literalmente impactado por la propuesta de uno de los ejecutivos de la empresa".
Para el letrado, pedir el cambio de un nombre de origen extranjero por uno de origen local es una discriminación que constituye un delito penal.

Por su parte, el director regional de la empresa, Sylvain Gamard, negó un caso de discriminación racista porque en esta profesión "es habitual que los teleoperadores cambien su nombre, lo que les permite preservar su identidad y evitan exponerse personalmente".

El caso fue denunciado por Lamour ante el Tribunal Correccional de Charleville-Mézieres, al noreste de Francia, donde el joven realizaba sus prácticas como becario.

1 comentario:

  1. ¡Vamos me parece inaudito, que la discriminación llegue a esos extremos...!, es como si a mí me dicen que en lugar de llamarme Maria Jesús me llame Michelle porque queda mejor... ¿Y quién es nadie para pedirle a otra persona que renuncie a su nombre por razones de trabajo, el nombre que es una forma de Identidad...? , una persona puede cambiar su nombre si no le gusta el que tiene pero otra cosa distinta es que te exijan cambiarlo porque no les guste el tuyo... Espero que gane el caso Mohammed y que le tengan que restituir su puesto de trabajo, porque eso sí es un despido improcedente en toda regla.
    ¿Quién le habrá dicho a ese Director Regional de la Empresa que todos los Teleoperadores tengan que tener la misma falta de personalidad para cambiar su identidad por otra por requerimientos empresariales? una Persona es la que Es, se llame como se llame...¡Hasta ahí podiamos llegar!
    Ya me he cabreados con los Franchutes, que idiotas son,...
    Saludos

    ResponderEliminar