"Las obras realizadas sin sinceridad son como el viajero que lleva arena en su cantimplora. Llevarla le supone un peso y no le aporta ningun beneficio".
Ibn Al-Qayyim

miércoles, 21 de abril de 2010

Mohammed el Gharani

Mohammed al Gharani nacio en Chad, pero fue educado en Arabia Saudi, a los 14 años de edad viajó a Pakistán para aprender inglés y estudiar tecnologías de la información cuando lo encarceló la policia pakistaní.
Lo colgaron por las muñecas (semidesnudo y con los pies apenas tocando el suelo) y le pegaban cada vez que se movía. Cuando le dijeron que le dejarían en manos del ejercito de Estados Unidos, el Gharani se alegró pensando que su tortura iba a terminar. No obstante bajo la custodia estadounidense en Kandahar (Afganistán) también sufrio vejaciones y golpes por parte de los militares estadounidenses. En enero de 2002 fue transferido a la bahía de Guantanamo, por considerarle "combatiente enemigo". 29 adolescentes menores de edad fueron llevados y recluidos en Guantánamo, a pesar de que ello viola las leyes internacionales.
Mohammed el Gharani fue finalmente liberado en octubre de 2009, desde entonces nada se ha sabido de él.
El tuvo suerte, otros siguen allí, olvidados.
El caso de Mohammed es uno entre muchos de los casos de estos hombres injustamente encarcelados para los que no existe ni justicia ni ley. "En el mundo que rigen los tribunales internacionales una persona es inocente hasta que se demuestra lo contrario. ¿Porque aqui una persona es culpable hasta que se demuestre lo contrario?" respondió Ibrahim Al Rubaish, otro de los presos, cuando le preguntaron porque deberían plantearse el liberarlo.
Muchos de estos presos se han refugiado en la poesía para poder liberar sus mentes de la tortura y vejaciones diarias que viven, algunos de esos poemas nos han llegado después de pasar por la rigurosa censura del Pentágono, publicado por la ed. Península en el año 2008 rescato algunos fragmentos de este libro para que se puedan oir las voces de estos hombres a los que el mundo ha olvidado.


"Nos encarcelan durante años sin juzgarnos
porque somos musulmanes.

¿Porque no nos salva el mundo de la tortura?
¿Porque no nos salva el mundo del fuego y la tristeza?

¿Porque no nos salva el mundo
cuando hacemos huelga de hambre?

Sin embargo, estamos satisfechos, pues seguimos
a la justicia y la bondad. Adoramos al Todopoderoso.

Y nuestro lema en esta isla es: Paz."

(Adnan Farhan Abdul Latif, Prisión estadounidense en Guantánamo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario