"Las obras realizadas sin sinceridad son como el viajero que lleva arena en su cantimplora. Llevarla le supone un peso y no le aporta ningun beneficio".
Ibn Al-Qayyim

martes, 30 de marzo de 2010

¿Justifica la libertad de expresión la mentira y la apología al odio?


Hace poco ha salido a la venta un libro, cuyo nombre y autor no publico para no hacerle publicidad.
El escritor, un neonazi, aboga por el exterminio de todo el que no sea occidental y cristiano.
Frases como “no puede haber dialogo de civilizaciones porque la única civilización que existe es la occidental” resumen ya el contenido del libro.
Me estaba ahora acordando del famoso Imán de Fuengirola y el libro aquel en el que escribió una sola frase desafortunada por la cual fue censurado y condenado.
Y me pregunto. ¿Solo cuando se trata de musulmanes se nos mira con lupa y no se nos pasa ni una?
Pero si un neonazi escribe que hay que exterminar a media humanidad, entonces es libertad de expresión.

El peligro de la mentira.

Aparte de todo esto, existe un gran peligro, como en el caso de este libro, con la publicación de mentiras.
El primer peligro es crear desinformación haciendo creer al otro algo que es incierto o exagerado y por lo tanto se genera odio.
Pero hay otro peligro no menos real. Cuando hablamos de Islam, hablamos de 1500 millones de personas, muchos de ellos, como ocurre en todas las creencias, son ignorantes de muchas cosas de su propia religión.
Si se publica un libro donde pone que el Islam es violento, maltrata a las mujeres, arrasa todo lo que toca, ect, ect, puede ser que haya musulmanes que crean que esto es correcto y que su religión es así y empiecen de verdad a aplicarlo.

POR TANTO LA MENTIRA SOLO GENERA ODIO Y GENTE QUE ODIA

Hacia un mundo mejor.

¿Denunciar este libro y otros en la misma línea? ¿Denunciar a los mentirosos y manipuladores? ¿Denunciar este tipo de hechos desde cauces legales que ofrecen las supuestas justicias de las supuestas democracias?
Desde varios organismos y asociaciones ya nos han advertido que no serviría de nada, solo el crear nuevos “mártires” victimas de los "intolerantes musulmanes" que impiden la “libertad de expresión”.

Pues nada, sigamos así, que así es como construiremos un mundo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario