"Las obras realizadas sin sinceridad son como el viajero que lleva arena en su cantimplora. Llevarla le supone un peso y no le aporta ningun beneficio".
Ibn Al-Qayyim

sábado, 14 de noviembre de 2015

NO EN MI NOMBRE!!!!

Masacre terrorista en París: más de 120 muertos y 300 heridos


Escribo desde el dolor. Me duele doblemente, como española, ya que nosotros también hemos sufrido en carne propia la violencia y el terror, a veces sin despertar la comprensión y simpatía que hubiéramos necesitado. Y me duele como musulmana, porque yo sé que no es el Islam la religión que está detrás de estos ataques. La violencia desatada por unos cuantos descerebrados que se han acabado suicidando después de matar, NO ES ISLAM. No sé quién les contó qué cosas que les hicieron creer que serían buenos musulmanes, que era su deber. ¡¡¡¡NO ES ASÍ. NO. NO. NOOOO!!!!!!!

Si estos asesinos se hubieran tomado el trabajo de enterarse de que va el Islam, se habrían enterado de estas cosas:

- El que mata a una persona, es como si matara a la humanidad entera.
Sura al Maida, aleya 32.
- El suicidio está prohibido, y qué decir si te suicidas para matar a inocentes, eso ya es doblemente grave. Sura al Nisa', aleya 29.
- No hay que atacar a los que no te atacan. Lo único permitido es defenderse si hay un ataque, y claramente, no es este el caso. No puedes atacar a los pueblos con los que tienes pactos. Todos los musulmanes que viven en Francia, por ejemplo, están protegidos por unas leyes que les dan libertad de culto y se lo facilitan. ESO ES UN PACTO. Ningún musulmán tiene permitido romper esos pactos, están obligados a respetarlos. Sura al Nisa', aleya 90.
- El asesinato de inocentes se menciona junto con lo más grave, la idolatría. No hay perdón posible de Dios para estos pecados. Sura al Ana'am, aleya 151.

- El Profeta (saws) estableció UNOS LÍMITES en la guerra defensiva, muchos siglos antes de la convención de Ginebra, estableciendo que no se podía matar a niños, mujeres, ancianos y hombres desarmados. Incluso hombres armados que no estuvieran combatiendo. Y no se podían dañar los árboles y plantas, las cosechas... eso va más allá incluso de la convención de Ginebra. No está permitida de  ninguna manera la guerra ofensiva. 

NO EN MI NOMBRE!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario