"Las obras realizadas sin sinceridad son como el viajero que lleva arena en su cantimplora. Llevarla le supone un peso y no le aporta ningun beneficio".
Ibn Al-Qayyim

martes, 27 de noviembre de 2012

“El Corán y la violencia”

Texto coránicoLa ignorancia y la manipulación han llevado a esta extendida, pero errónea, asociación
Fuente: web islam
 
Los atentados de Nueva York, Madrid y Londres marcaron un antes y un después a la brecha ya existente entre oriente y occidente; asimismo, dichos acontecimientos fueron el detonador de la islamofobia contemporánea en Occidente. Dicha hostilidad la vemos reflejada especialmente en los medios de comunicación. Son numerosas y muchas veces erróneas las acusaciones contra nuestro libro sagrado llamado “El Corán”. Los términos “Yihad”, “guerra santa”, “muyahidines”, “la sharía islámica”, son términos que forman el día a día de nuestro vocabulario informativo, muchas veces utilizados en un contexto inexacto.

Me parece especialmente interesante hacer un breve análisis bajo el título “El Corán y la Violencia”, ya que ahora mismo la gente culpa a este libro escrito hace 1434 años de ser el responsable de la violencia en la actualidad. Es conveniente profundizar en el asunto y contestar a cuestiones como, ¿qué hay de cierto en tales acusaciones?, ¿es realmente así?, y si no fuera el caso, aquellos que acusan al Corán de ser tan maléfico, ¿lo hacen por ignorancia o acaso hay intereses que les llevan a hacerlo? Y, finalmente, ¿qué decir del término “Yihad Islámica”, que acapara la escena mediática?.

Lo más sorprendente es que cuando me reuní con periodistas de importantes medios nacionales y especialistas supuestamente de la política de Oriente Medio y del mundo islámico, ninguno pudo explicarme de forma correcta lo que significa “Sharía” o “Yihad” ni otros términos islámicos que utilizan a diario en sus noticias. La mayoría de los profesionales de los medios de comunicación no tienen conocimientos suficientes sobre el mundo islámico ni tienen un conocimiento de los términos básicos del Islam.

Frases como “quieren aplicar la Sharía islámica”, “radicales yihadistas”, “el Islam y la opresión a la mujer”, ”salafista yihadista” son abundantes en los informativos, la mayoría de los oyentes que no tienen una familiaridad previa con el Corán, no suelen poner en duda la veracidad de la noticia. El libro sagrado es omnipresente durante las noticias, especialmente aquellas que son muy violentas, se enseña a personas con aspecto agresivo, gritando con un Corán en la mano, es muy habitual que los grupos armados violentos realicen sus comunicados en el nombre de Dios con el Corán en una mano y una granada en otra, como manera de legitimar los actos de violencia que vayan a realizar a continuación y visto lo anterior, inevitablemente, el subconsciente nos llevara a asociar el Corán a la violencia, por mas que aquellos que creamos en su inocencia de tales horrorosos actos intentemos demostrar lo contrario.

De hecho, al preguntar a un amigo periodista el porque de la hostilidad en los medios hacia todo lo islámico, me contestó que uno debía escribir sus artículos según la ideología del medio para el cual trabaja si queere conservar su empleo; me quedé bastante sorprendida con su respuesta. Por su parte, la sociedad también tiene su postura, en su gran mayoría de temor al Corán y muchas veces nada simpatica con el personaje del profeta Muhammad (pyb).

Una vez regalé a un amigo español un Corán y mi amigo se quedó extrañadísimo por su contenido, me dijo que desconocía el hecho de que en el Corán se nombraban a los profetas: Jesucristo, Moisés y a la Virgen María, y me dijo bromeando: “sinceramente pensé que era algo así como un manual para hacer bombas”, la idea general de un occidental sobre el Corán es de completo desconocimiento o de ideas erróneas preconcebidas.

En el caso de que uno sienta curiosidad sobre el asunto, tiene dos opciones, conocerlo a través de la imagen tergiversada que ofrecen los medios occidentales o, aún peor, consultar a algún musulmán que tenga muy cerca y que probablemente lo inducirá al error si llegan a tratar de temas profundos ya que, desgraciadamente y como el de la mayoría de los musulmanes, sus conocimientos sobre el Corán serán mínimos; y no es culpa nuestra, yo misma nací en una sociedad en la cual mis conocimientos sobre el Islam eran mínimos y de hecho empecé a estudiar y a aprender, precisamente para poder contestar correctamente a las personas no musulmanas que me hacían preguntas sobre el Islam y, aun así, cuando más aprendo, más pienso que me queda mucho por aprender.

Por lo tanto, vista la escasa formación o conocimiento nuestro sobre nuestra propia religión, muchas veces, las explicaciones de un musulmán no harán más que confundirlo. La versión del Islam que llega a los occidentales procede de estas dos fuentes muchas veces incorrectas, sin embargo cuando estas informaciones incorrectas ofrecidas por musulmanes o noticias deformadas por los medios llegan de forma continua a la sociedad dichas falacias se convierten en “la realidad”.

“El Corán dice que si no puedes con el infiel, mátalo”, también dice que “hay que pegar a las mujeres”, “llama a la Guerra Santa contra los infieles”, estos son los comentarios más comunes entre mis amigos cuando cuestionan el Corán, de hecho me sorprende muchas veces la certerza con la cual lo dicen, siempre muy convencidos de que esto es cierto. El Corán se encuentra entre la espada y la pared, entre la mayoría de sus hijos ignorantes de la totalidad de su contenido y mensaje y de aquellos que lo acusan de ser un libro violento injustamente.

¿Qué hay de los intelectuales? Pues aquí llamó especialmente mi atención el libro de Gustavo de Arístegui, “La yihad en España: la obsesión por reconquistar Al-Andalus". El libro sugiere que las "células islamistas" que están en suelo español, conspiran para una inevitable reconquista de las tierras de Al-Andalus que un día fueron tierras del Islam. El libro insiste en que dicha obsesión no es un mito, sino un verdadero objetivo por el cual luchan los llamados yihadistas.

Seamos realistas, quién podría pensar que dicha posibilidad llegara a llevarse a cabo, es posible que dichas intenciones realmente existan de forma utópica e irrealista por parte de una minoría muy reducida; al principio, este libro me asustó un poco por temor a que después de leerlo la gente tuviera aún mas hostilidad hacia los musulmanes y pensaran que la mayoría de los musulmanes simpatizaran realmente con esta idea, sin embargo al leerlo me di cuenta que el libro hablaba de una minoría rechazada por los propios musulmanes, reduciéndose únicamente a los grupos violentos.

Esta visión viene perfectamente explicada en su libro anterior “Islamismo contra el Islam” que aclara la realidad que vive el Islam que está siendo utilizado; asimismo explica que la mayoría de los musulmanes son los más perjudicados por aquellos que utilizan al Islam.

Internet tampoco se libra de la guerra mediática, vemos numerosos vídeos en Youtube que hablan del Islam en España y crean una verdadera alarma social al denunciar que muchos musulmanes que viven en España son simpatizantes de Al-Qaeda. Esto no acaba aquí, un pastor americano incluso invitó a una quema del Corán colectiva y su página de facebook, que aplaudió la iniciativa, recibió más de un millón de fans. Estoy segura de que muchos de estos seguidores jamás han leído el Corán, de lo contrario no habrían simpatizado con esta iniciativa. ¿Son realmente actos de rechazo y denuncia individual? O, ¿hay alguna mano maléfica detrás de todo ello?

Pensé que iba a ser difícil encontrar información en castellano sobre sitios web que acusan al Islam de ser violento, pero para mi sorpresa hay miles de webs dedicadas a denunciar al Corán, las traducciones están hechas y las partes que instan a la violencia bien visibles, sin embargo no están analizadas ni explicadas. El mayor combate contra el Corán está siendo llevado de forma muy eficiente por grupos que financian este proyecto con millones de dólares, en concreto organizaciones americanas como Refuge from islam, orquestada por AFDI.

Esta organización lleva acabo una energética campaña para la apostasía con un generoso presupuesto que va desde las campañas de publicidad, incluso en autobuses urbanos, hasta las páginas de internet, así como campañas en plena calle que ofrecen ayuda, protección, trabajo e incluso dinero a aquellos que deciden dejar el Islam. Por su parte, la página web knowquran ha recopilado todas las aleyas del Corán que hablan de
violencia y los ha publicado en su web, sin prestar atención a quién va dirigida
ni en qué contexto histórico fueron reveladas y sin preocuparse de averiguar las condiciones que explican las situaciones en las que al musulmán puede entrar en combate, esto aquí no importa, el fin es demostrar lo violento que es el Corán.

Finalmente, el canal Memri, que tiene a su servicio a una prestigiosa socióloga ex musulmana y que lleva su propia cruzada contra el Islam, se encarga de traducir sus intervenciones televisivas con mensajes contra el Corán a diversos idiomas y a su posterior publicación en youtube para una mayor difusión. Este es un fragmento de la presentación que acompaña sus vídeos en castellano: “El Islam amenazador: La doctrina del Islam está contenida en un libro sagrado de los musulmanes, el Corán y en la tradición….Las matanzas de cristianos en todos los países que cometieron,
incluida España, se han olvidado pronto en la memoria colectiva. Y las
matanzas actuales de cristianos. Ahora el Islam se instala de nuevo en Europa
revistiendo la apariencia de un cordero, pero cuando revele su naturaleza de
lobo ya será demasiado tarde para reaccionar”.

Las eternas exscusas que llevaron a relacionar al Corán con la violencia son dos: la mujer y la yihad. Empecemos por las damas primero; ¿es la mujer musulmana una mujer sumisa maltratada por su marido? Para entender el Corán debemos volver a la era preislámica donde reinaba la ley del mas fuerte, la poligamia era una conducta habitual, los hombres solían casarse con diez o doce mujeres, había un desequilibrio social, la figura de la familia no tenía ninguna importancia, en cuanto a la poligamia el Islam solamente vino a regularla poniéndole un límite y condiciones que dificultaran su práctica. El profeta Muhammad (pyb) era consciente de que no le iba a ser nada fácil convencer a los árabes paganos a abandonar sus prácticas incívicas que llevaban años practicando, por esta razón primero les limitó a cuatro el número de las mujeres con las cuales podían casarse, mas tarde dificultó el poder casarse con mas de una mujer con condiciones difíciles de cumplir, como imponer una dote o obligarles a tratar a todas sus mujeres por igual en todos los aspectos.

Sabemos todos que el profeta se casó con varias mujeres, sin embargo la mayoría de las veces lo hizo para unir las tribus que estaban eternamente en guerra, el matrimonio crea importantes lazos de unión, en el caso de la señora Aisha (que Allah esté complacido con ella), su esposa más joven, su edad permitió que viviera muchos años transmitiendo muchos hadices del profeta, Dios también hizo que no tuviera hijos para que se ocupara únicamente de la labor de difusión de los hadices.

El Islam protege el derecho a la mujer a elegir su marido y a que el enlace matrimonial solo se produzca con su consentimiento. El Islam también otorga el derecho a la mujer a ser independiente económicamente desde hace 1431 años; recordemos que en España, por ejemplo, una mujer no podía abrir una cuenta bancaria sin el permiso de su marido hasta hace pocos años. El Corán contempla el divorcio y además protege los derechos económicos de la mujer una vez que éste se produzca. Sus derechos tanto afectivos como económicos son previstos por el Corán, tanto antes de casarse, como durante el matrimonio y, finalmente, si se divorcia o se queda viuda.

El Corán prevé que una mujer herede la mitad de su hermano varón, a primera vista puede parecer injusto sin embargo a continuación veremos que es privilegiada con esta opción; el hermano hereda el doble porque tiene la obligación religiosa de mantener económicamente a su hermana si esta está soltera, teniendo esta el derecho de conservar su dinero y no utilizarlo salvo en lo que ella estime oportuno; una vez casada, el marido tiene la obligación religiosa de mantenerla incluso si es rica, o sea que su hermano está obligado a su manutención tanto de su esposa e hijos como a su hermana, y a la hermana, por su parte, el Islam le permite conservar su herencia y no esta obligada a gastarla si no quiere, por lo cual ella lo tiene todo y, además, conserva su herencia; ¿sigue pareciendo tan injusto para la mujer?

Como musulmana, diré que para mí el Corán además de darnos el honor de reservar una sura entera solo para nosotras y para reflejar los derechos que tenemos. A lo largo de todo el libro sagrado, Allah se dirige en todo momento tanto a “los creyentes como a las creyentes”, en ningún momento mostrando la superioridad de unos sobre otros.

El eterno pretexto del sometimiento de la mujer al varón carece de veracidad, veremos que Dios da al hombre una misión protectora que este debe cumplir, ahora bien, una cosa es lo que el Corán dice y otra bien distinta “la realidad”. Todos los abusos cometidos contra la mujer en el mundo árabe y en otros países de mayoría musulmana son justificados con la religión. La tradición árabe patriarcal justificó toda clase de injusticias contra las mujeres bajo el lema del Islam, siendo el Islam inocente de cualquier acto violento contra la mujer.

La mayor prueba de que el Islam da un grado de respeto a la mujer es el propio profeta Muhammad (pyb), no hay más que ver como trató a sus esposas y a sus cuatro hijas para entender el estatus privilegiado en el cual el Islam pone a la mujer; de hecho, en su último peregrinaje el profeta pidió a los hombres que cuidaran de las mujeres. Nuestro profeta incluso las ayudaba en las tareas de casa.

El islam vino más bien a liberar a la mujer de las injusticias que estas vivían en la era pre-islámica cuando eran enterradas vivas nada mas nacer, cuando era toda una deshonra tener una hija. Con esta aleya, el Corán ordena poner fin a tan horrorosa práctica: “Cuando se le anuncia a uno de ellos una niña, se queda hosco y se angustia. Esquiva a la gente por vergüenza de lo que se le ha anunciado, preguntándosele si lo conservará, para deshonra suya, o lo esconderá bajo tierra… ¡Qué mal juzgan!” (AL-Qur´an)

Pasemos al término más polémico, la “yihad islámica” y que se asocia a la violencia; la palabra “yihad” en el sentido de combate aparece mencionada 35 veces en el Corán. Por supuesto, en diferentes situaciones y contextos históricos, en su gran mayoría se refiere a los propios habitantes de la Meca, los quraishíes que iniciaron la guerra contra el profeta y no a los cristianos y judíos como pretenden los medios de comunicación.

Siempre se omiten las condiciones que exige el Corán para que un musulmán tenga derecho a emprender una acción bélica y que se resumen con esta aleya: “A quienes luchen por haber sido víctimas de alguna injusticia les está permitido luchar y verdaderamente Allah tiene poder para ayudarles. Los que fueron expulsados de sus casas sin derecho, sólo porque habían dicho: nuestro señor es Dios”. (22-39)

Es evidente que el Corán contempla el uso de la violencia, pero solo como legítima defensa. Pero, ¿a caso las demás civilizaciones de la historia no toleraron y toleran la violencia? ¿Acaso otras religiones no prometen el infierno para los pecadores? Entonces ¿por qué se acusa al Islam de religión violenta?

Hemos visto que últimamente supuestos grupos islámicos atentaron contra lugares sagrados, especialmente iglesias, incluso mezquitas como en la de la ciudad de Rafah, donde dos grupos que además dicen ser islamistas, tanto el grupo “Hamas” como “la Yihad Islámica” mantuvieron un tiroteo dentro de una mezquita cuando los segundos se encontraban en plena oración!

En fin, esto explica que dichas acciones atribuidas al Corán nada tienen que ver con él, veremos que el libro sagrado dice al respecto: “Si Dios no se hubiera servido de unos hombres para combatir a otros, habrían sido destruidas ermitas, sinagogas, oratorios y mezquitas donde se menciona en abundancia el nombre de Dios…”. Queda claro que los seguidores de otras tradiciones reveladas, así como sus lugares de culto, se merecen el mismo respeto que nosotros y que este derecho esta contemplado en el Corán.

Y como la Clemencia es la señora del mensaje divino, Dios dice en su libro sagrado: (4-90) “Y si se retiran y no os combaten y os ofrecen paz…Allah no os da ningún medio de ir contra ellos”. El Corán siempre prevalece la paz, la clemencia y el perdón a la violencia y venganza, contempla que la guerra viene a ser un mal necesario que debe finalizarse en cuanto el enemigo pida la paz. En conclusión, es cierto que las injusticias sociales en el mundo islámico han favorecido que muchos jóvenes caigan en las garras de los extremistas que corrompen la palabra de Dios para llevar a estos pobres jóvenes a la muerte …Dentro de esta guerra de guerrillas que es nuestro mundo y donde el dinero se ha convertido en un ídolo de masas, todas las partes implicadas en el juego utilizan al Corán para servir sus propios intereses, siendo este último el único malo de la película y su única víctima.

BIBLIOGRAFIA

Las mujeres y el Corán, Juan José Tamayo.

Canal Memri, diversos vídeos en youtube, “la violencia del Corán”.

http://es.knowquran.org/coran/violencia/

Al-Jazeera Channel: “reportaje sobre la campaña de la organización ¿Leave Islam?

“La yihad en España”: La obsesión por reconquistar Al-Andalus, Gustavo de Arístegui.
v “Islamismo contra el Islam”, Gustavo de Arístegui.

14 comentarios:

  1. Hola, soy Emma Paloma y no profeso religión aún, me crié bajo la doctrina católica pero mi madre me dió la libertad de elegir mi propia creencia. En mi visita a un país islámico rompí muchos tabooes pero al mismo tiempo desarrollé una curiosidad pues se comorendí que el islam es algo que incluso políticamente es diferente de las cosas y entorno en que me crié. Por situaciones personales me encuentro en la necesidad de profundizar con el tema, indagar de lleno la cultura. Tu artículo refleja muchas razones y temo decir que no sólo en tu religión ocurre, en todas hay este tipo de manipulaciones gracias a la ignorancia y falta de interés de los fieles. He empezado a leer unas cosas e incluso en encuentro similitudes en los diferentes escritos de libros sagrados y biblias. Confiezo que nunca me han pintado al musulmán como un ser muy civilizado, en especial el hombre, y a decir verdad en una nueva etapa empecé a creer que ellos me repudiaban por el hecho de ser occidental, latina y que mis ideas eran ofensivas. Estoy en la apertura de aprender realmente de ello y yo misma formar mi criterio, pero sin taboos, sin máscsras. Al final entiendo que el corán como la biblia por ejemplo, son manuales muy valiosos de vida, la cosa es la dirección y el enfoque dado. Seguiré pendiente de tus articulos. Gracias y respetuoso saludo.

    ResponderEliminar
  2. Es curioso cómo permanentemente los musulmanes más moderados tienen que salir al paso para justificar el papel de la mujer en el Islam. Y es que aunque las explicaciones aquí vertidas son ciertas, hay muchas cuestiones que se omiten y que el Corán recoge, como el hecho de que la prueba testifical de una mujer tenga la mitad de valor que la de un hombre (2:282), o que éstos - los hombres- " tienen autoridad sobre las mujeres porque Alá los ha hecho superiores a ellas" (4:34). Podemos entrar en justificaciones, vueltas y revueltas, pero con el Islam siempre he tenido la sensación que su sus fieles han de dar muchas explicaciones que justifiquen determinadas afirmaciones que vierten en su libro sagrado. Ocurre exactamente igual con el concepto de jihad. Es cierto que el Corán utiliza el concepto de jihad como el de lucha interior, autosuperación de las pasiones y nuestras propias debilidades, pero también lo es que hay pasajes en los que se insta a "perseguir" y "luchar allá donde se hayaran" a los infieles. ¿Con cuál nos quedamos?. Desde mi punto de vista, son demasiadas las ambigüedades, demasiadas las explicaciones que los creyentes han de dar para justificar la moralidad de una religión, que no olvidemos, se gestó desde la misma guerra alentada por el Profeta.

    ResponderEliminar
  3. Justificar no, jamás lo hacemos, explicar si, debido al concepto erroneo de mucha gente y a las cada vez mas abundantes páginas de islamofobia con información falsa.

    El Corán no puede leerse independientemente sin el tafsir. Igual que la Biblia contiene cosas que si las lees no las entiendes sin conocer el contexto histórico o religioso, lo mismo no puedes leer el Corán y decir esto es así porque lo pone aqui, a veces frases del Corán fueron escritas para una determinada ocasión y circunstancia y no son generales para todas las ocasiones, eso no puedes entenderlo sin estudiar tafsir que es la ciencia de la interpretación del Corán.

    Hay muchos términos islámicos también que no pueden traducirse con una terminología occidentalizada, respecto a eso escribió un libro muy interesante comentado en nuestro blog Abdelmumin Aya

    Frente a lo que dices de la superioridad del hombre respecto a la mujer que habla el Corán se refiere a cuestiones teológicas y no de la vida cotidiana, te recuerdo que en el cristianismo por ejemplo tampoco hay mujeres curas ni papas ni cardenales, ni hay lamas mujeres ni rabinos mujeres.

    http://www.webislam.com/articulos/18087-la_mujer_y_el_coran_la_igualdad_dictada_por_allah.html

    ResponderEliminar
  4. Los musulmanes no nos justificamos, lo que hacemos es "desfacer entuertos". Desde hace SIGLOS ha habido una auténtica demonización del Islam y los musulmanes, desde la época de las Cruzadas, concretamente, para justificar la guerra en tierras lejanas, y reunir a reinos que eran declarados enemigos, en contra de otro enemigo común, se emprendió una campaña de propaganda en contra del Islam y los musulmanes. Se eligieron partes del Corán, rechazando otras que las complementaban o explicaban de una forma no deseada, y se dieron a conocer. Hoy en día, poca gente sabe algo del Islam REAL, pero todo el mundo te cuenta que los moros se pueden casar con 4 mujeres, y te mencionan la yihad, con un sentido de Guerra Santa que en realidad es desconocido en el Islam. La Guerra Santa es un invento de los papas de las Cruzadas. No conocen otras palabras como el Clemente y el Miseriocordioso (Al Rahman, al Rahim) que son unos de los más bellos nombres de Allah, y sólo te hablan de perseguir y matar infieles, omitiendo (deliberadamente) la parte, sin importancia al parecer, que aclara que es en defensa propia, cuando ellos te hayan atacado, y omitiendo también que si ellos no te atacan, igualmente tú no les ataques. El derecho a la autodefensa es algo en lo que todos coincidimos que es un derecho universal, aunque algunos lo usen y abusen más que otros... y no miro a nadie, y a buen entendedor, pocas palabras bastan.

    Que el Islam sufre los ataques constantes de la propaganda más retorcida, es algo que nadie me puede negar. Y que hay una doble moral para juzgar, tampoco me lo puede negar nadie. Por eso, algunos musulmanes "indignados", creemos que es nuestro derecho y nuestra obligación el ir separando el polvo de la paja, y contar a la gente las cosas como son, y no como algunos quisieran que fueran.

    ResponderEliminar
  5. hoy día, no hay grupos que empleen la violencia y la justifiquen en nombre de Moisés, Buda, Jesús, o de los dioses hindúes, pero si que es habitual y cotidiano que en nombre de Allah Akbar se asesine a otras personas,

    ResponderEliminar
  6. Ni es habitual, ni es cotidiano, por suerte es excepcional e infrecuente. La iglesia ha matado en nombre de la religión durante siglos, y los que usan el Allahu akbar hoy en día para matar ni siquiera son musulmanes ni pertenecen a ningún gobierno o institución religiosa legalilazada, son solo asesinos sin religión, lo que griten es lo de menos, gracias a Allah son casos infrecuentes, solo que cuando se produce alguno le dan mucha publicidad los medios.
    Contigo la paz

    ResponderEliminar
  7. Hay muchos más ejemplos, estos que he puestos, sin duda son aleyas medinenses, es decir son posteriores y por tanto en caso de contradicción prevalencen sobre los
    que fueron revelados anteiormente.

    Por cierto, hay mucha gente que le echa la culpa a Estados Unidos, occidente en general e Israel de la situación que vivimos actualmente, no creo que nadie
    crea que USA, Europa e Israel son unos santos y que no hayan cometido barbaridades, ya no digo en la antigüedad lo cual está fuera de toda duda, si no en tiempos
    modernos intentando influir en los gobiernos en oriente medio, el petroleo, guerras y un largo etc que daría para escribir varios libros. Pero de verdad, nadie
    se ha planteado mirar más atrás?

    Como comenté antes, cuando Mahoma se hizo con suficientes seguidores, conquistó la Meca, y antes de su muerte tenía bajo control
    Toda la peninsula arabiga, fue expandiendo su nueva religión e imponiendo la nueva ley a base de conquistas, es decir luchando.
    Cuando murió, comenzaron las disputas por ver quien se quedaba con el poder, y esas disputas terminaron por hacer surgir las dos principales ramas del islam sunnies y chiies
    que perduran hasta hoy, pero es curioso como para ser el islam una religión de paz, se pusieron a conquistar todo lo que podía y extenderse, sin duda con el objetivo
    de llevar el islam a toda la humanidad. Tal fue el ansia de expasión que en menos de un siglo conquistaron todo oriente medio, incluído persia e irak y parte de turquia y armenia
    todo el norte de áfrica y la penisula ibérica, no fueron más al norte porque fueron parados en francia en la batalla de poitiers si no se quedan con Europa entera.
    Donde estaban Estados Unidos, La unión Europea, Israel, en el año 700? también era culpa suya? también les robaban el petroleo? la respuesta es no!
    el islam ya era agresivo y beligerante en aquella época y desgraciadamente lo sigue siendo hoy, afortunadamente no todo el mundo es igual y hay gente con dos
    dedos de frente, entre los que parecen encontrarse la autora de este artículo, que solo quieren convivir con sus creencias pacificas, desechando aquellos mensajes que no corresponden a una persona racional. Pero eso no significa que la religión en si misma sea un soporte para la violencia, para el ansia de imponer sus "la verdadera creencia" a los demás. etc

    No voy a hablar de la sharia que es llevada a su máxima expresión en algunos paises musulmanes porque eso da para escribir una trilogía. Pero no creo que la autora esté de acuerdo con la mayoría de esas prácticas, pero desde luego si sabrá que esas prácticas han salido de la religión, del propio islam, y ese es el problema, el islam no es solo religión, es un modelo de conducta, es ley.

    A mi que cada uno crea en lo que quiera, como decía Wafa Sultan, Usted puede creer en las piedras mientras no las lance sobre mí.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Tu idea de los musulmanes es realmente deformada. Cuando yo voy a la mezquita las conversaciones que oigo son del estilo "cuánto tiempo hace que no te veo, cómo pasa el tiempo, qué tal están los niños?, encontraste ya un trabajo?". Tanto mujeres como hombres. No estoy escuchando a mi alrededor a exaltados diciendo cosas del estilo de "Hola, te unes a nosotros para explotarnos suicidamente el viernes por la noche si no tienes nada mejor que hacer?" Lo más cercano es, cada vez que hay un atentado gordo, a la gente expresando su temor por la que se nos viene encima, porque siempre hay represalias contra los musulmanes. Este lunes mismo, un grupo de terroristas islamófobos pegaron una paliza a tres chicas conocidas de mi hija en Barcelona. las chicas iban por la calle a sus clases en la universidad, sin más. Eso no sale en las noticias, claro. No interesa.

    Puedo jurarte por mi vida que si oyera a alguien hablar de cometer atentados o de lucha a muerte contra infieles, cualquiera de estos temas llamaría corriendo a la policía, y les daría todos los detalles que pudiera. Y como yo, TODOS LOS MUSULMANES QUE CONOZCO. Y son unos cuantos...

    Pero también te digo una cosa. No me cuentes historias sobre lo muy ecuánime que eres, y que no eres islamófobo. Todos los que se dedican a "aconsejarnos" lo son. Todavía no he oído a ningún islamófobo que cuando ETA nos golpeaba con fuerza aquí en España saliera en foros a pedir que todos los vascos se disculparan públicamente y condenaran el terrorismo, y que denunciaran a los que oyeran preparando atentados o actos de kale borroka. Tampoco he oído a ningún islamófobo quejarse de la respuesta desproporcionada consistente en bombardear la ciudad de Raqqa, en Siria, ciudad llena de civiles sometidos al terror del Estado Islámico y ahora al terror de las bombas europeas (francesas y rusas). Eso sí, te informan los muertos eran todos militantes de Estado Islámico, aunque fueran mujeres y niños. Y sin olvidar que los terroristas detenidos son todos de pasaporte francés, nacidos en Francia, ninguno con familia en Siria. Y que el único pasaporte sirio encontrado (que debía ser de kryptonita si resistió a la explosión) ha resultado ser falso.


    ResponderEliminar
  9. No voy a entrar en los que están de verdad detrás del atentado y que se han beneficiado enormemente de ello. Mis sospechas son para mí solamente. Pero sí te diré que ningún musulmán sale beneficiado, sino tremendamente perjudicado.

    En cuanto a las lecciones de historia, te diré que yo sí hablo con conocimiento de causa, soy licenciada en Geografía e Historia y creo que tengo un poquito más de información que tú sobre el tema. Entre los historiadores occidentales, que se han pasado SIGLOS sirviendo a la propaganda antimusulmana y dando por buenas muchas informaciones más falsas que un euro con dos caras, empieza a asentarse la corriente más lógica, y es que si el Islam se hubiera impuesto por la fuerza, con la espada, hubiera durado menos que un caramelo a la puerta de un colegio. Lo que se impone a la fuerza se rechaza a la fuerza. Sin ir más lejos, aquí en España, la teoría que empieza a parecer más verosímil es que la llegada de los musulmanes fue a través de tratados de unas facciones visigodas en lucha contra otras. Y que si el Islam se impuso fue gracias al poso existente de la "herejía" arriana, que consideraba que debía existir un monoteísmo puro, y que la teoría de la trinidad no era una verdad del cristianismo, sino algo impuesto varios siglos después de la venida de Jesús. Por tanto, la llegada de una religión más acorde con sus creencias, y unas ideas menos opresivas que las de la monarquía visigoda reinante, fue lo que llevó a un rápido avance del Islam.

    Los musulmanes estamos hartitos ya de gente "bienintencionada" (y "malintencionada" ni te cuento) que nos va pidiendo que nos disculpemos por todos los crímenes que se atribuyen al Islam o los musulmanes. Primero, no es los mismo el Islam que los musulmanes, los musulmanes no siempre conocen a fondo el Islam, y sí, eso es un gran peligro porque pueden caer en las garras de malvados con una agenda política más que religiosa que les hacen un lavado de cerebro. Segundo, YO no soy culpable de los crímenes de otros, no comparto con ellos nada, y menos la religión, porque, como ya te he comentado, las excusas que ponen no son religión. Yo siento en el alma el sufrimiento de las víctimas y sus familias, a lo mejor más que tú, porque yo tengo mis propios sufrimientos acumulados y eso me hace más empática. Pero no TENGO QUE DISCULPARME en absoluto. Condenar el terror y la violencia sí. Disculparme, no.

    Y ahora dime tú: ¿Te vas a disculpar tú por la colonización europea que tanto daño hizo en el mundo en general, y que ha sembrado unas semillas tremendas de odio? ¿Te vas a disculpar por pensar que el Primer Mundo, el mundo blanco, y sus ideas son las que tienen que prevalecer sobre el resto del mundo? Y no me hables de libertad, justicia, democracia, conceptos maravillosos sí, mientras sólo se den en el primer mundo y no vamos a permitir que se transmitan al resto, porque NO SON COMO NOSOTROS?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grande Paloma, yo soy musulman y te apoyo de corazon, tienes toda la razon! :)

      y he de decir que eres muy inteligente jaja yo no lo explicaria tan bien como lo has hecho tu.

      Eliminar
  10. Habéis estado muy bien los dos. He aprendido mucho de los dos. Lo que explica Paloma quizás más porque aporta razonamientos diferentes a los habituales.mmuy bien replicado y mucha inteligencia y conocimiento.

    ResponderEliminar
  11. Excelente Paloma! Mi mas profunda admiración desde Argentina. Ojala los prejuicios y la ignorancia acaben pronto en esta tierra.

    ResponderEliminar
  12. Cuantas explicaciones para defender textos tan antiguos. Al ciudadano del siglo 21 le debe bastar la declaración de derechos humanos como Credo oficial, y auto cuestionarse la realidad según progresa la ciencia, y todas las religiones le atan al pasado. La Moral y la Ética también cambian paulatinamente, pero las religiones son un ancla que vara a la Humanidad en un pasado ominoso.¿Hasta cuando?

    ResponderEliminar