"Las obras realizadas sin sinceridad son como el viajero que lleva arena en su cantimplora. Llevarla le supone un peso y no le aporta ningun beneficio".
Ibn Al-Qayyim

miércoles, 30 de junio de 2010

Petición a los políticos españoles para que rechacen la prohibición del velo integral

29 Junio 2010
Índice AI: PRE01/213/2010

Amnistía Internacional ha pedido a los legisladores de la región española de Cataluña que no adopten el próximo miércoles una moción a favor de prohibir que las mujeres usen el velo integral en edificios y espacios públicos.

“Cualquier prohibición general violará los derechos a la libertad de expresión y de religión de las mujeres que decidan llevar el velo en público como expresión de su identidad o de sus creencias”, ha declarado John Dalhuisen, experto de Amnistía Internacional sobre discriminación en Europa.
“Las mujeres deben tener libertad para decidir las prendas que desean o no vestir. Este es su derecho en virtud de las normas internacionales de derechos humanos. Este derecho se extiende a formas de vestir que otras personas consideren censurables y debe respetarse para la reducidísima minoría de mujeres musulmanas que eligen llevar el velo integral, del mismo modo que para el resto de las personas.”
Después de que los legisladores belgas aprobasen la prohibición de usar el velo integral en público el pasado mes de abril y de que el Parlamento francés tenga previsto estudiar una prohibición similar en julio, España se ha convertido en el tercer país de Europa que considera este año la introducción de restricciones sobre el uso del velo integral.
La semana pasada, el Senado aprobó una moción en la que se instaba al gobierno a prohibir el uso del velo integral “en espacios y acontecimientos públicos”.
Nueve municipios españoles ya han prohibido el uso del velo integral en edificios municipales. El alcalde de Barcelona ha declarado su intención de introducir este año una norma que prohíba el uso del velo integral en todos los edificios municipales, incluidos oficinas, mercados, bibliotecas y museos.
Muchas de las personas que están a favor de estas prohibiciones en España han alegado que son necesarias para combatir la discriminación y salvaguardar la igualdad de género.
“No se puede combatir la discriminación con discriminación, y la igualdad de género no se promueve imponiendo las prendas que pueden o no pueden vestir las mujeres, sino garantizando que se empodera a las mujeres para que tomen sus propias decisiones y puedan llevarlas a cabo efectivamente”, afirmó John Dalhuisen.
En los últimos años, la promoción de la igualdad de género ocupa un lugar destacado en la agenda política del gobierno español.
Sin embargo, Amnistía Internacional ha pedido que se haga un mayor esfuerzo para combatir la discriminación, los estereotipos y los prejuicios que afectan a las mujeres musulmanas, tanto dentro de sus comunidades como en la sociedad en general.
“Es cierto que los Estados tienen la obligación de proteger a la mujer frente a las presiones o la coacción para que lleven el velo integral, pero las prohibiciones generales no son el modo de hacerlo. Podrían ser incluso contraproducentes, pues las mujeres que actualmente son obligadas a llevarlo corren el riesgo de ser encerradas en sus casas, con lo que tendrán menos capacidad para trabajar o estudiar y acceder a la asistencia y la protección que necesitan”, manifestó John Dalhuisen.
“Las autoridades españolas deben tratar de garantizar que las recientes iniciativas para combatir la violencia contra las mujeres benefician también a las mujeres musulmanas.”
Según el derecho internacional de derechos humanos, sólo pueden imponerse restricciones a los derechos a la libertad de expresión y de religión cuando sean necesarias para mantener el orden, la seguridad o la moral públicas, o para proteger los derechos de terceros.
Amnistía Internacional cree que no se ha demostrado que las prohibiciones generalizadas sobre el uso del velo integral sean necesarias o proporcionadas para alcanzar ninguno de estos objetivos y que las consideraciones sobre protección frente al delito o seguridad pública no justifican la prohibición del velo integral en lugares públicos o en todos los edificios públicos.
“Los motivos legítimos de seguridad pueden resolverse restringiendo selectivamente la posibilidad de cubrirse totalmente el rostro en lugares de alto riesgo bien definidos. También se puede exigir a las personas que se descubran el rostro cuando sea objetivamente necesario, como por ejemplo en controles de identidad”, afirmó John Dalhuisen.
La semana pasada, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa adoptó una recomendación en la que pide a los Estados que “no establezcan una prohibición general del velo integral o de otras prendas religiosas o especiales, sino que protejan a las mujeres de todas las coacciones físicas y psicológicas, así como su libertad para decidir llevar prendas religiosas o especiales, y garanticen la igualdad de oportunidades a las mujeres musulmanas para participar en la vida pública y realizar actividades educativas y profesionales.”

4 comentarios:

  1. Al final resultará que habrá más ciudades que lo prohiban que mujeres que lo utilicen.

    Cualquier día nos prohíben salir a la calle porque hace mucho calor.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Sinceramente yo aqui en Madrid nunca he visto ni una sola mujer que lo use, ni siquiera en las fiestas en la mezquita, creo que se está exagerando mucho el tema.
    Un abrazo y gracias por la visita

    ResponderEliminar
  3. Aquí lo que está en juego es la identidad cultural y religiosa de un pueblo; que compartamos o no una cultura o una creencia, eso es otra cosa, pero no se puede so pretexto de proteger a una persona frente a las presiones o la coacción para que practique una costumbre, violentar una cultura o una fe, pues eso no lo decide el estado, lo decide quien opta por acogerse a ella. ¿En razón de que, el estado o cualquier otro poder determina que una practica cultural o religiosa atenta contra la dignidad de alguien? ¿Acaso una cultura tiene la prerrogativa de erigirse en juez para decidir lo que las demás cultura deben o no practicar? En todo esto no me cabe la menor duda de que existe un fuerte tufo racista y homofóbico contra una cultura que como la oriental, a venido siendo satanizada por lo detentores de poder de los imperios de turno.

    ResponderEliminar
  4. Claro que se ven en Madrid mujeres con pañuelo integral. No digo que abunden, pero se ven (yo las veo) en zonas como Ventas, barrio de la Concepción, Cuatro Caminos, Lavapiés. Probablemente se esté exagerando y no sea más que una arista de las muchas del racismo y de la progresiva fascistización de la sociedad española. Está claro que la prohibición de su uso ataca directamente al derecho a la libre elección de religión y a la libertad de expresión de cualquier mujer que quiera llevar velo, siempre y cuando sea cierto que cada mujer tiene libertad para decidir las ropas que quiere vestir y no vengan impuestas por un marido o padre o hermano, por ejemplo. ¿Por qué en español se dice "ser un moro" cuando se pretende hablar de celos, machismo, paternalismo excesivo, patriarcado absoluto?. Quizás no se fían los (y las) españoles de la libertad que puedan tener las mujeres musulmanas o islámicas.

    ResponderEliminar