"Las obras realizadas sin sinceridad son como el viajero que lleva arena en su cantimplora. Llevarla le supone un peso y no le aporta ningun beneficio".
Ibn Al-Qayyim

viernes, 5 de abril de 2013

Amina y la falsa fatua


El viernes 22 de marzo vimos circular por la redes una noticia espeluznante de una fatua condenatoria sobre una miembro tunecina del grupo feminista Femen: “Amina será flagelada y lapidada hasta morir por aparecer en topless” . En seguida nos saltaron todas las alarmas: ¿cómo puede morir lapidada si en Túnez no existe tal pena?
En la Red musulmanas pusieron manos a la obra para tratar de entender la situación y en apenas dos clicks descubrieron lo que los periódicos sensacionalistas no habían tenido intención alguna de descubrir: la fatua no era tal fatua sino las declaraciones misóginas de un radical mediatizado. Que en Tunez, dicho sea de paso, ni siendo fatua hubiesen tenido valor legal alguno. (Podéis leer el manifiesto completo aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario