"Las obras realizadas sin sinceridad son como el viajero que lleva arena en su cantimplora. Llevarla le supone un peso y no le aporta ningun beneficio".
Ibn Al-Qayyim

lunes, 18 de octubre de 2010

¿Imposible la paz?

No cesa la ola de Islamofobia que arropa tanto a los Estados Unidos como a Europa



"La libertad no se puede preservar sin un conocimiento general entre las personas"
(John Adams)
No cesa la ola de islamofobia que arropa tanto a los Estados Unidos como a Europa. El rabino Arthur Waskow, co-autor del recién publicado libro "The Tent of Abraham: Stories of Hope and Peace for Jews, Christians, and Muslims" comentaba que resulta incongruente ignorar la islamofobia mientras se pretende trabajar por la paz y la justicia social.
Waskow añadía que para combatir este fenómeno no deberíamos limitarnos únicamente a afirmar los derechos constitucionales de los musulmanes sino también afirmar como un valor positivo la diversidad de la vida cultural y religiosa en América que incluso trasciende la Constitución. El autor realzaba el aprendizaje de las similitudes y diferencias entre las tradición judía, cristiana y musulmana como herramienta vital para desarrollar una mentalidad abierta de entendimiento y sana convivencia.
Unas semanas atrás un amigo musulmán y yo fuimos invitados por el rabino David Young a una sinagoga en Florida en ocasión de la celebración de Yom Kipur (día del arrepentimiento). Allí el rabino pronunció un sermón dedicado en su totalidad a la islamofobia. Humildemente lamentó que en ocasiones de haber recibido correos electrónicos en cadena con mensajes islamofóbos se limitaba a borrarlos. Lo lamentó porque sentía que además de borrarlos pudo quizás haber hecho algo más para detener efectivamente su futura transmisión y evitar la expansión xenofóba. El rabino hizo un llamado sensato a no solamente que cada comunidad de fe aprenda de la otra, sino a que trabajen juntas y a que se cuidasen unas a otras.
Es imposible aspirar genuinamente a la paz cuando poco o nada hacemos ante la islamofobia y optamos por asumir la actitud de que "esto no es conmigo". La situación empeora cuando proactivamente nos hacemos cómplices en la transmisión "inocente" o "graciosa " de mensajes de odio. Pero definitivamente la peor ofensa es de quien los produce y distribuye pretendiendo vender la idea de que el Islam es fuente de terror e intolerancia.
El Corán impone al musulmán ser testigo del Islam siendo un buen ejemplo (Corán 2:143); contener el odio y perdonar (3:133 y 24:22); mantenerse paciente ante la adversidad (3: 186); luchar firmemente por la justicia (4:135); no dejar que el odio de otros nos desvíe de la justicia (5:8); respetar la santidad de la vida (5:32); dar la espalda a quienes se burlen del Islam (6:68 y 28:55); perdonar, prescribir el bien y a apartarse de los ignorantes (7:199); aguantarnos de respuestas violentas y severas (16:125-128); no prestar atención a la mentira y que cuando pasen junto a la frivolidad lo hagamos con nobleza (25:72) y repeler la maldad con la mejor de nuestras actitudes (41:34).
En fin, nuestro Creador nos llama "a construir una comunidad que llame al bien, ordenando lo que está bien y prohibiendo lo que está mal" (3:104). Esto es el Islam.
Hoy mismo podemos comenzar a condenar la oposición irracional a la construcción de centros islámicos; podemos actuar contra los mensajes islamofóbos alentando a sus originadores a que aprendan las verdaderas enseñanzas del Islam.
También podemos comunicarnos con nuestros legisladores y con el secretario del Departamento de Corrección en Puerto Rico, Carlos Molina, para que elimine de una vez los estorbos islamofóbos de su departamento. Allí aún no se respetan las dietas religiosas y a los confinados musulmanes que rehúsan a afeitarse la barba que llevan como precepto religioso, no se les permite recibir visitas de familiares ni de capellanía; y en ocasiones ni tan siquiera pueden recibir atención médica.
El pueblo creyente de Dios está llamado a protegerse entre sí. Los enemigos son el antisemitismo, la xenofobia, la islamofobia.
Fuente:

1 comentario:

  1. Un Buen Articulo, pues es verdad, se puede hacer mucho más que borrar los mensajes racistas e Islamofobos, se puede decir a la persona que los envía que no lo haga más puesto que tú no eres ni una cosa ni la otra y no los vas a reenviar a nadie mas, se puede dar la espalda a los racistas e islamofobos, se puede incluso enviar articulos que invitar a contratacar la Islamofobia ó el Racismo es decir a fomentar el conocimiento y la convivencia en tolerancia. A veces tambien es cierto que por la situacion en sí, y que no sabes si es apreciacion tuya ó es real lo que estas observando no se atreve una a decir nada...ayer fui a la consulta del médico a por razones y me senté al lado de una mujer musulmana con una niña pequeña y pude apreciar como la señora que estaba sentada al otro lado miraba de cuando en cuando para la niña como queriendo sonreirla pero cuando miraba para ella la madre de la niña volvía la cara para el otro lado, así como tres veces, yo creí interpretarlo como un gesto de rechazo a la madre de la niña por ser musulmana, pero claro tampoco estaba segura de si la señora esa volteaba la cara por ese motivo ó la volteaba porque la estaba mirando yo, así pues ¿como podía reaccionar yo?. De todas formas creo que tambien se puede marcar la diferencia en la forma de comportarse, es decir con la propia actitud de acercamiento y empatía hacia la persona que es rechazada por otro lado...no sé si me he explicado bien. Disculpa que me alargue tanto.
    Saludos

    ResponderEliminar