"Las obras realizadas sin sinceridad son como el viajero que lleva arena en su cantimplora. Llevarla le supone un peso y no le aporta ningun beneficio".
Ibn Al-Qayyim

martes, 30 de marzo de 2010

Los musulmanes del Cáucaso piden que no se vinculen los atentados con el Islam

"Rezaremos para que Allah aplaque el sufrimiento de los heridos y les dé fuerza para su recuperación"

El Centro de Coordinación de los Musulmanes del Cáucaso Norte calificó a los organizadores de los dos atentados perpetrados hoy en el metro de Moscú de "auténticos criminales", cuya forma de actuar no tiene relación alguna con los preceptos del Islam.
"Sabemos que se trata de un auténtico crimen y pedimos a todos no vincular estos fenómenos con el Islam. Un musulmán jamás sacrificaría la vida de gente inocente,", declaró el portavoz del Centro en Moscú, Shafig Pshijachev, citado por la agencia Interfax.
Agregó que a pesar de que los instigadores de semejantes atentados acompañan sus actos con "consignas islámicas", es "inadmisible" vincularlos con el Islam.
En un comunicado oficial, el Centro musulmán lamentó profundamente los atentados y llamó a los rusos a unirse y responder con dignidad a la amenaza terrorista.
"Los musulmanes del Cáucaso norte estamos profundamente apenados por la tragedia ocurrida hoy en el metro de Moscú. Decenas de personas murieron a manos de los terroristas. Los organizadores y autores de este monstruoso asesinato no tienen justificación ni perdón", agrega el texto.
Según la organización musulmana, "el objetivo de los terroristas es sembrar el miedo en la sociedad rusa, incitar a la enemistad entre los pueblos y las religiones, pero no lo consiguieron antes ni lo conseguirán jamás".
"Nos espera un glorioso futuro y un grupo de terroristas no puede suponer un obstáculo en este gran camino", subraya.
El jefe del Centro, Ismaíl Berdíev, expresó en nombre de los musulmanes del Cáucaso Norte de Rusia sus condolencias a los familiares y amigos de los muertos.
"Rezaremos para que Allah aplaque el sufrimiento de los heridos y les de fuerza para su recuperación", declaró en la nota.
Según el jefe del Servicio Federal de Seguridad (FSB), Alexandr Bórtnikov, los atentados fueron perpetrados por mujeres suicidas procedentes del Cáucaso Norte.
"Según los datos preliminares, los atentados fueron cometidos por grupos terroristas que tienen relación con el Cáucaso Norte. Esta es la versión principal", señaló Bórtnikov al informar al presidente ruso, Dmitri Medvédev.
Según el ministerio de Situaciones de Emergencia, al menos 38 personas murieron y 65 resultaron heridas, la mitad de ellas de gravedad, en los atentados perpetrados en hora punta en las céntricas estaciones de Lubyanka y Park Kultury.
El atentado más grave cometido en Rusia por mujeres kamikazes del Cáucaso Norte tuvo lugar en agosto de 2004, en vísperas de la matanza de Beslán, cuando dos aviones de pasajeros explotaron en el aire matando a cerca de un centenar de personas.
Fuente:webislam

la lucha contra el racismo y la xenofobia permitirá detectar y denunciar ataques racistas en Internet,

La red social creada por la Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía por la integración de los inmigrantes y la lucha contra el racismo y la xenofobia permitirá detectar y denunciar ataques racistas en Internet, según destacó este miércoles el conseller Rafael Blasco en un comunicado.

La detección de conductas racistas es uno de los objetivos del Plan Valenciano para la Prevención de la Discriminación Interétnica, el Racismo y la Xenofobia, impulsado por la Conselleria que dirige Blasco. "La detección es básica para poder actuar contra ese tipo de contenidos, previniendo así comportamientos peligrosos y actuaciones violentas de grupos radicales", explicó.Así, resaltó el potencial y el alcance de Internet en la lucha contra el racismo y la xenofobia: "es una herramienta útil y fundamental, el medio de comunicación más potente para llegar al mayor número de personas posible y difundir valores positivos que nos ayuden a combatir la lacra social del racismo y la intolerancia con la diferencia".

La red social de la Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía, que se presenta este miércoles es la primera creada por una administración pública, según la Generalitat. Se trata una plataforma de colaboración virtual destinada a profesionales de la inmigración, asociaciones de inmigrantes y a todas las personas interesadas en la integración. Blasco indicó que "la intención es crear una gran red en favor de la integración y contra el racismo y la intolerancia" y permitirá poner en contacto a profesionales de todo el mundo, compartir experiencias y mejores prácticas, organizar eventos profesionales pero también será una ventana abierta para los inmigrantes: "queremos que participen y nos ayuden, con sus sugerencias, a mejorar su situación y a lograr su plena integración para que se sientan parte de esta Comunitat, porque lo son".

Aunque cuenta con dominio propio, www.redinmigra.es se servirá de otras redes sociales como Facebook, a través de la creación de grupos y links, para darse a conocer y alcanzar el mayor número de usuarios posible. "Debemos valernos de todas las posibilidades que nos brindan las nuevas tecnologías y este tipo de plataformas nos permitirán que millones de personas conozcan nuestra red, se sumen a ella e incluso nos imiten, creando foros similares", dijo.

La estructura de la página es como la de cualquier otra red social, es decir, consta de perfil, muro, contactos, grupos, eventos, fotos y blog. Los grupos se organizan por distintos criterios, como temas de interés o localización geográfica y pueden funcionar como foros de discusión dentro de la red social.I Semana contra la Xenofobia. El titular de Solidaridad ha recordado que estos días se está celebrando la I Semana contra la Xenofobia, el Racismo y la Discriminación Interétnica en la Comunitat Valenciana, que ha sido organizada por la Conselleria, ha través de la Dirección General de Inmigración, en colaboración con Movimiento contra la Intolerancia, Amnistía Internacional, la Agencia de la ONU para los Refugiados de Palestina (UNRWA), la Comunidad Israelita de Valencia y la Asociación Comisión Católica Española de Migraciones (ACCEM) de Alzira.

Entre las actividades organizadas, destacan diversos talleres de promoción de la diversidad y prevención del racismo y la intolerancia destinados a escolares de primaria y alumnos de secundaria. "Debemos luchar contra la discriminación racial desde la infancia si queremos ir erradicando cualquier tipo de rechazo por motivo de raza o religión. Así lograremos que las generaciones futuras sean cada vez más abiertas y tolerantes con la diversidad", concluyó.

Hollywood Propaga Islamofobia

¿Justifica la libertad de expresión la mentira y la apología al odio?


Hace poco ha salido a la venta un libro, cuyo nombre y autor no publico para no hacerle publicidad.
El escritor, un neonazi, aboga por el exterminio de todo el que no sea occidental y cristiano.
Frases como “no puede haber dialogo de civilizaciones porque la única civilización que existe es la occidental” resumen ya el contenido del libro.
Me estaba ahora acordando del famoso Imán de Fuengirola y el libro aquel en el que escribió una sola frase desafortunada por la cual fue censurado y condenado.
Y me pregunto. ¿Solo cuando se trata de musulmanes se nos mira con lupa y no se nos pasa ni una?
Pero si un neonazi escribe que hay que exterminar a media humanidad, entonces es libertad de expresión.

El peligro de la mentira.

Aparte de todo esto, existe un gran peligro, como en el caso de este libro, con la publicación de mentiras.
El primer peligro es crear desinformación haciendo creer al otro algo que es incierto o exagerado y por lo tanto se genera odio.
Pero hay otro peligro no menos real. Cuando hablamos de Islam, hablamos de 1500 millones de personas, muchos de ellos, como ocurre en todas las creencias, son ignorantes de muchas cosas de su propia religión.
Si se publica un libro donde pone que el Islam es violento, maltrata a las mujeres, arrasa todo lo que toca, ect, ect, puede ser que haya musulmanes que crean que esto es correcto y que su religión es así y empiecen de verdad a aplicarlo.

POR TANTO LA MENTIRA SOLO GENERA ODIO Y GENTE QUE ODIA

Hacia un mundo mejor.

¿Denunciar este libro y otros en la misma línea? ¿Denunciar a los mentirosos y manipuladores? ¿Denunciar este tipo de hechos desde cauces legales que ofrecen las supuestas justicias de las supuestas democracias?
Desde varios organismos y asociaciones ya nos han advertido que no serviría de nada, solo el crear nuevos “mártires” victimas de los "intolerantes musulmanes" que impiden la “libertad de expresión”.

Pues nada, sigamos así, que así es como construiremos un mundo mejor.

Islamofobia, tópicos y medias verdades

Una ola de xenofobia recorre Europa. Está dirigida contra todos los inmigrantes, pero especialmente se está creando miedo cultural contra los musulmanes

Un fantasma recorre Europa, el fantasma de la xenofobia. Hace unos días se publicaba un artículo de colaboración, firmado por un masón -creía que eran gente liberal y racional- cuya finalidad parecía la de azuzar el temor al diferente y aportar justificaciones al miedo cultural y la fobia social contra los musulmanes. En el caso concreto del artículo que citamos, el miedo cultural al "otro" adquiere la forma de islamofobia.
Una ola de xenofobia recorre Europa. Está dirigida contra todos los inmigrantes, pero especialmente se está creando miedo cultural contra los musulmanes.
La xenofobia derriba las barreras cívicas y éticas de la gente buena -gente como el lector- y nos convierte en canallas llenos de miedo y odio contra el otro, que siempre es más débil. Ni los valores cívicos, ni los valores religiosos aguantan ante el miedo fóbico inducido. El tipo de argumentación que este tipo de artículos aporta no nos lleva a la reflexión y al mejor conocimiento de la realidad social actual, a lo que conducen es a poner en marcha nuestras bajas emociones. Personas cultas y pacíficas se están convirtiendo en bestias, el ser humano como lobo para el ser humano.
A tal punto llega el intento de intoxicación, que el autor del artículo no se sonroja al decir "devolver a sus países de origen a los que finalizaron aquí sus contratos de trabajo...". Nos pide nuestra complicidad emocional para expulsar a los inmigrantes después de que ya han sido exprimidos. No son personas, son objetos del mercado esclavo del trabajo. No son útiles, pues patada y a la calle.
Con una sarta de medias verdades, presentadas como noticias, nos intenta conducir a la conclusión de que el "moro" es fanático, machista y malo-malísimo. Según él, la culpa de todo la tiene la religión. Es algo así como si mezclando a la ETA (sic), los crímenes de Tijuana y la vendetta siciliana -hechos terribles ocurridos en países de mayoría de población católica- concluyéramos que los obispos católicos tienen la culpa de los crímenes. Miedo inducido contra el otro para convertirnos en cómplices de una canallada.
Con formas aparentemente suaves se emiten mensajes durísimos, xenófobos y llenos de odio que recibimos -en el caso de que no los analicemos con espíritu cívico, critico y humano- como si fueran verdades clarísimas.
La crisis de nuestros principios morales y la confusión del momento social de nuestra civilización hacen que una manifestación del Mal sea el miedo al otro y la xenofobia. La islamofobia es la forma que estos males toma en nuestro entorno.
Ricardo San Segundo, es Experto profesional en Cultura, Civilización y Religión islámica. UNED

Fuente: webislam

lunes, 29 de marzo de 2010

Carta abierta de un sacerdote árabe a su santidad el Papa

Padre Elías Zahlawi
DASC Syria
Traducción del árabe de Antonio Martínez Castro

Santidad,
Dadas las circunstancias concretas que atraviesa el mundo en general, y Oriente en particular, deseo expresarle en mi calidad de sacerdote árabe católico de Siria parte de lo que llevo en el corazón. Y lo hago al hilo de la invitación que dirigió hace pocos meses a los responsables de las Iglesias Orientales Católicas para reunirse y preparar el simposio sobre la situación de los cristianos árabes y no árabes en Oriente que tendrá lugar el próximo mes de octubre en Roma.
Hay tres puntos que quiero comentarle, al igual que un hijo habla con su padre. El primero tiene relación con la mencionada invitación al simposio. Tengo la absoluta certeza de que todos aquellos que recibieron la invitación han elogiado la iniciativa pero ¿acaso le ha dicho alguno que llega con mucho retraso?
También abrigo la absoluta certeza de que de les sorprendió el informe que acompañaba las invitaciones. ¿Acaso le ha dicho alguno que ese informe no refleja en absoluto la realidad de Oriente, pasada y presente, más que desde el punto de vista de Occidente y de lo que Occidente quiere que vea el resto de habitantes de la tierra, quieran o no?
También tengo la absoluta certeza de que el Vaticano dispone de expertos y de embajadores en Oriente que intentan transmitirle con fidelidad lo que aquí sucede. ¿Acaso le ha dicho alguno de los reunidos que dichos expertos y embajadores no ven, por lo general, más que lo que los responsables de las Iglesias Orientales les dejan ver o lo que los límites de su responsabilidad les permite ver?
Por último, y sin que sea éste el final, tengo la absoluta certeza de que los reunidos han descubierto muchos puntos peligrosos en el importante informe. ¿Acaso le ha dicho alguno, bien a usted personalmente o públicamente en las reuniones, que hay puntos que el Vaticano pasa por alto e ignora siguiendo las indicaciones de su mayor o menor cantidad de expertos de Occidente y ante la ausencia o presencia simbólica de expertos árabes y orientales?
El segundo punto toca a los invitados a los seminarios anteriores y al próximo simposio. Se sabe que los invitados son los patriarcas, obispos y los presidentes generales de las distintas congregaciones.
Me pregunto: ¿Está Vuestra Santidad convencida de que la lista de invitados representa, en lo bueno y lo malo, al cristianismo oriental en esta peligrosa y determinante etapa? Porque me temo que la mayor parte de ellos no cuadra dentro de las expectativas que tiene Oriente, musulmanes y cristianos por igual, a juzgar por la falta de firmeza a la hora de hacer declaraciones debido al peso de sus cargos y a razones morales y materiales conocidas por todos.
He dicho que este simposio llega tarde, muy tarde. Y temo que se presente ante el mundo con exordios rimbombantes, declaraciones de intenciones y disposiciones de aplicación inmediata cuya puesta en práctica se retrasará mucho por su enorme carga de nuevas y pesadas desilusiones, después de lo ya de por sí agotado que está Oriente a causa de avatares históricos, políticas occidentales injustas y choques internos desconcertantes, y a veces ignominiosos.
Por eso considero conveniente proponer que las invitaciones de la Santa Sede se extiendan e incluyan voces valientes e influyentes de todos los sectores cristianos, en primer lugar, incluyendo a laicos y religiosos ortodoxos y católicos, y de los diversos sectores islámicos, en segundo lugar. Como la mayoría de la población de Oriente es musulmana, este simposio debe tomarla en cuenta a la hora de pronunciarse pues le incumbe del mismo modo que a los cristianos.
El tercer punto es saber la parte de responsabilidad de las Iglesias Occidentales, con el Vaticano a la cabeza, en lo que sucede en el mundo en general y en el Oriente árabe y no árabe en particular.
Mi primera pregunta: ¿Me aparto de la verdad si afirmo que la inmensa mayoría de lo que sucede en el mundo y en Oriente es producto de Occidente, entendido como los siguientes países: EEUU, Europa, Rusia, Canadá y Australia que monopolizan las riquezas de la tierra con sus ejércitos?
Mi segunda pregunta: ¿Me aparto de la verdad si afirmo que la inmensa mayoría de lo que sucede en el mundo árabe islámico es una reacción a la injusticia de Occidente? En un principio fueron casos improvisados y sangrientos que evolucionaron hasta convertirse en dos modelos de movimientos armados; el primero es el de la resistencia legítima en la Palestina ocupada, representada por partidos palestinos que injustamente la UE ha incluido en septiembre de 2002 en la lista de grupos terroristas; y el segundo modelo es el de la resistencia integrista, representada por al Qaeda y los Talibanes, que luchó primero contra los soviéticos en Afganistán y después contra los estadounidenses en el mismo escenario, además de en Iraq y Pakistán.
¿Acaso alguien ignora que estas dos organizaciones son un producto de los EEUU?
En cuanto a lo que ocurre en el corazón del mundo árabe, exactamente en Palestina, la Palestina a la que en las Iglesias de Occidente ahora sólo os referís como "Tierra Santa", no es más que un delito flagrante y una ocupación militar que viola todos los derechos: asesina, encarcela, tortura, embarga, asedia y expulsa a todo el pueblo palestino, indistintamente de que sea cristiano o musulmán. Todo esto acontece bajo los ojos y oídos del todo mundo, con apoyo absoluto de Occidente hasta el punto de que la Señora Hilary Clinton dijo: "Bombardear Israel equivale a bombardear San Diego o cualquier otra ciudad de EEUU"; también la cancillera alemana, Angela Merkel, dijo sin sonrojarse: "Bombardear Tel Aviv es como bombardear Alemania"
¿Y qué pasa con el pueblo palestino que desde hace más de sesenta años vive bajo la ocupación israelí? ¿Dónde están los Derechos del Hombre de los acuerdos internacionales, especialmente la Convención de Ginebra, y las decenas de resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea general de la ONU? ¿Se ha vuelto Occidente esclavo de los sionistas para seguir esa descarada dualidad en su trato con el Estado de Israel por un lado, y con la mayoría de los pueblos de la tierra, pobres y empobrecidos por otro?
Pasa todo esto y las Iglesias de Occidente guardan silencio. Todas. Empezando por el Vaticano que desde la defunción del Papa Juan Pablo II no ha vuelto a pronunciarse sobre el tema, a excepción del valiente cardenal de Boston, Bernard Law.
Desde hace años leo atentamente y con regularidad la prensa oficial del Vaticano y he observado que desde su toma de posesión a la cabeza de la Santa Sede el lenguaje de L'Osservatore Romano se ha vuelto más superficial y parcial en todo lo relativo al conflicto árabe israelí y a las consecuencias de las guerras, el hambre, las enfermedades, la pobreza, la explotación y el saqueo programado cuya salvaje devastación del mundo se agudiza día tras día.
Tristemente todo esto se me ha hecho patente a raíz de su visita a la Palestina ocupada. Esperaba de Vuestra Santidad una declaración que igualase en valentía y sinceridad a la de su predecesor Juan Pablo II cuando de visita a Siria en 2001 exigió que se aplicasen las resoluciones de la ONU para lograr una solución justa y completa en el conflicto árabe israelí.
Del mismo modo que esperaba de Vuestra Santidad palabras de afecto, fuertes y sinceras, con el pueblo palestino que está sometido por los sionistas, con apoyo absoluto de Occidente, a un horrible e implacable holocausto desde hace más de sesenta años. Esperaba palabras que compensasen, al menos un poco, el afecto exagerado que Vuestra Santidad había mostrado al pueblo judío en su visita a EEUU el 12/2/2009, o al recibir en el Vaticano a una delegación de rabinos israelíes el 12/3/2009, o lo que dijo el miércoles 27/1/2010, en el aniversario del Holocausto, en la segunda página del L'Osservatore Romano. Mientras que lo que ocurre en lo que queda de Palestina, Gaza y Cisjordania, desde hace más de sesenta años, no merece nunca alusión suya.
Me da mucha lástima añadir al silencio de las Iglesias de Occidente las desafortunadas declaraciones firmadas por algunos obispos católicos de Francia, Alemania y Canadá que durante su visita a "Tierra Santa" equipararon la víctima árabe al verdugo israelí. Del mismo modo que mostraron su profundo malestar por el "dolor" que se interpone entre ambos pueblos, y en este sentido conminaban a sus conciudadanos a rezar por la "paz" y ayudar económicamente a la "Tierra Santa".
Parece que hayan perdido los ojos, pues ya no ven, y que se hayan quedado sin memoria, pues no recuerdan la historia de Palestina, país de Jesús, ni están al tanto de los cambios radicales de su historia, ni de los asesinatos, exterminación y desplazamiento que padece a diario la población original palestina.
Santidad,
Para terminar tengo seis preguntas que estimo necesario dirigir a Vuestra Santidad:
La primera: ¿El antisemitismo que ha practicado el pueblo, la Iglesia y el poder en Occidente a lo largo de cientos de años contra los judíos justifica que hoy se vierta la sangre de los pueblos árabes y no árabes de Oriente? ¿Justifica el antisemitismo que las Iglesias de Occidente guarden silencio frente a esta injusticia mientras no dejan de transmitir su arrepentimiento y solicitar el perdón por haber sido antisemitas, sólo ellos, porque nunca lo fueron árabes ni musulmanes?
La segunda: ¿No es evidente para Vuestra Santidad que de la postura de Occidente y de las Iglesias de Occidente se desprenden dos males terribles y fatales de los que no veo remedio posible: El primer mal es convertir al pueblo judío en una banda de asesinos; y el segundo mal es vaciar Oriente, rápidamente y para siempre, de los cristianos originales.
La tercera: ¿No encuentra, como encuentro yo, una terrorífica y vergonzosa similitud entre lo que hace Occidente hoy en el mundo, especialmente en el mundo árabe e islámico, y la brutal aniquilación de más de cuarenta millones de nativos que perpetró Europa al conquistar América, según estimaciones de los investigadores occidentales?
La cuarta: Frente a todos estos crímenes contra la humanidad, ¿Cree que a Occidente le basta con designar un nuevo papa, dentro de cuatrocientos años, que recorra todo el mundo pidiendo perdón a los pueblos, como hizo el valiente Papa Juan Pablo II, para que digamos que la Iglesia ha hecho lo que tenía que hacer?
La quinta: ¿No deberían las Iglesias de Occidente, hoy mejor que mañana, salir de la cárcel de silencio y pregonar el Evangelio para defender con él a los oprimidos, pobres, hambrientos, enfermos y presos? Eso hizo Jesús con todo su amor y, como dice el Evangelio de Mateo; "no son individuos sino pueblos que pueblan toda la superficie de la tierra".
La sexta pregunta podría escucharla de su boca, de la misma forma que me la han hecho muchos obispos y sacerdotes occidentales: ¿Alguien escucha? Ahora digo a Vuestra Santidad y a las Iglesias de Occidente: "No sois mejores que Jesús, que fue a su gente y su gente no lo aceptó, y aún así les habló y lo que dijo Jesús no lo ha dicho ni lo dirá nadie.
¿Algo más que decir?
Sí, lo último.
Santidad,
En tanto que hijo suyo y sacerdote católico de Siria le suplico con todo afecto y tesón que tenga la iniciativa de invitar a los responsables de las Iglesias de Occidente, religiosos y laicos, para que debatan en el simposio que tendrá lugar en octubre, con los responsables de las Iglesias orientales y los representantes musulmanes, hasta qué punto Occidente es responsable de lo que pasa hoy en Oriente para que se tomen las medidas sinceras y necesarias antes de que sea demasiado tarde.
Ha pasado mucho tiempo y los días venideros presagian nuevas catástrofes que nadie desea.
El mundo de Dios es ancho, tanto como el corazón de Dios, y deseo que su corazón escuche mi ruego.
Santidad,
Le pido una oración por todos mis hermanos de Oriente, musulmanes, cristianos y judíos y le expreso mi más sincero afecto y respeto filial,
El padre Elias Zahlawi.
http://www.dascsyriapress.net/ar/modules/news/article.php?storyid=68495

fuente: rebelión

viernes, 26 de marzo de 2010

No blasfemarás contra el islam

CON ESTE CONTUNDENTE TÍTULO, UTILIZANDO UNA TEMINOLOGÍA QUE TANTO RECUERDA "LOS DIEZ MANDAMIENTOS", FRANCISCO DE ANDRÉS, PUBLICA EN ABC.es UNA INFORMACIÓN RELATIVA A LA RESOLUCIÓN ADOPTADA EN EL CONSEJO DE LA ONU.

PODÍA HABER DADO LA NOTICIA SIN MÁS, PERO HAY QUE VER COMO SE LE VE EL PLUMERO EN LOS DOS ÚLTIMOS COMENTARIOS.
Mª JOSÉ.

Por 20 votos a favor y 17 en contra, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha aprobado una resolución que condena la llamada "difamación de religiones", un primer paso hacia la consideración como delito de los ataques públicos al islam en Occidente.

El texto, presentado por Pakistán en nombre de la Organización de la Conferencia Islámica –la mayor organización mundial de países musulmanes-, incluye también una condena expresa a la prohibición de construcción de minaretes decidida en Suiza por referéndum.

Votaron contra la resolución la Unión Europea, varios países iberoamericanos y Estados Unidos. Todos sus representantes definieron la resolución como un paso peligroso para la libertad de expresión. "El derecho internacional en materia de derechos humanos debe proteger a individuos y no a sistemas de creencias", dijo el embajador francés ante la ONU.

El promotor de la resolución de la ONU, Pakistán, tiene vigente la Ley de la Blasfemia (sólo contra el islam), que ha llevado a centenares de cristianos paquistaníes a la cárcel y a la muerte por presunta difamación del Corán.

Fuente: http://www.abc.es/20100325/internacional-/blasfemaras-contra-islam-201003251845.html

jueves, 25 de marzo de 2010

Hacia un nuevo holocausto. Un peligro real.

El holocausto judio no empezó de un dia a otro, fue algo que comenzó con una campaña en la prensa y otros medios de comunicación de la época dirigiendo la opinión publica hacia el odio a esta comunidad, algo muy parecido con lo que ocurre hoy con los musulmanes europeos.
El racismo antimusulmán de hoy recuerda llamativamente al antiguo antisemitismo –ambas minorías son atacadas por representar "una amenaza extranjera" a la seguridad.

Y yo me pregunto con tristeza, ¿se encamina la civilizada europa hacia otro holocausto?

Repasemos la no tan lejana historia:

Los emigrantes que huían de la persecución y la pobreza se instalaron con sus hijos en el East End de Londres. Creyentes en su Dios, se revelaron muy devotos a su libro sagrado, que contenía “estrictas leyes religiosas”, “duros castigos” y “desigualdad entre hombres y mujeres”. Algunos de ellos pusieron en pie “tribunales religiosos” separados. Los hombres llevaban ropas oscuras y tenían largas barbas, algunas mujeres cubrían su pelo. Una comisión real alertó de graves peligros de auto-segregación. Los políticos dijeron que las diferentes “ropas religiosas” eran un signo de separación. Algunos emigrantes eran miembros de grupos políticos extremistas. Otros “se organizaban activamente para derrocar el orden político establecido en Occidente”. Los que hacían campaña contra los emigrantes cuidaban mucho el enmarcar sus argumentos como objeciones contra “extremistas extranjeros”, y no contra una raza o una religión. Un ministro del gobierno británico dijo que se trataba de un choque que afectaba a la civilización: se trataba de valores; una batalla entre el progreso y el “atraso”.
Todo esto les sucedió hace unos cien años a los emigrantes judíos que buscaban asilo en Gran Bretaña. Los movimientos políticos a los que se les asociaba tan estrechamente eran el anarquismo y después el bolchevismo. Como en el caso actual de violencia política, con el islamismo radical apoyado por una minoría de los musulmanes británicos, el anarquismo y el bolchevismo sólo suscitaban un apoyo minoritario entre la comunidad judía. Pero el tener por origen los mismos países y un antecedente étnico y religioso común era suficiente para crear un discurso racialista allí donde se produjera un atentado anarquista en Londres en aquellos comienzos del siglo XX.

La mayoría de los anarquistas era pacífica, pero unos pocos recurrieron a los ataques violentos, como el atentado con bomba en el Observatorio de Greenwich en 1894 –descrito en su día como un “atentado terrorista internacional”. La violencia anarquista era un fenómeno internacional. En Europa se cobró cientos de vidas, incluidas las de numerosos jefes de gobierno, y conllevó la aparición de leyes antiterroristas. En el cerco de Sidney Street en Londres en 1911, la policía y los soldados se enfrentaron a anarquistas judíos de la Europa del Este. Este violento enfrentamiento en el corazón de Londres creó una moral de pánico racial en la que la comunidad judía entera fue estigmatizada. Se afirmó que Londres hervía de extranjeros violentos. De los judíos de la Europa del Este se decía que estaban “alienados”, no “integrados”, y que constituían “una amenaza a nuestra seguridad”.

Hoy el Oriente Medio es el foco de un desafío a la hegemonía política y económica norteamericana, que es presentado como un “conflicto civilizatorio con el Islam”. Aproximadamente hace un siglo, la revolución rusa lanzaba ondas de choque hacia los estados occidentales y los mercados financieros. Los antisemitas argüían que la participación judía en la política revolucionaria era parte de una conspiración de los “judíos errantes sin hogar” para reemplazar a los estados europeos por su “nación hebrea”. Winston Churchill, secretario de estado para la guerra en 1920, escribió un artículo en el Illustrated Sunday Herald afirmando que existían tres categorías de judíos: los buenos, los malos y los indiferentes, y defendiendo que eran parte de “una conspiración a nivel mundial para el derrocamiento de la civilización y la instauración de una nueva sociedad basada en el atraso”.

Los judíos fueron la primera minoría religiosa no cristiana de Gran Bretaña. Fueron también una de las primeras comunidades “racializadas”. A pesar de importantes diferencias, el tratamiento dispensado a los judíos británicos es muy similar al actual racismo antimusulmán. Hay modelos que se repiten en la sociedad británica y que racializan a los judíos y a los musulmanes.

Los judíos y ahora los musulmanes son blancos del racismo cultural: las diferencias que se aprecian en sus culturas son presentadas como algo patológico y excluidas sistemáticamente de las definiciones del “ser británico”. Tanto el antisemitismo como el racismo antimusulmán se centran en la creencia en supuestas “leyes religiosas” para presentar a los judíos y a los musulmanes como amenazas para la nación. Pnina Werbner, profesor de antropología social en la universidad de Keele, afirma que los judíos fueron predominantemente racializados como una amenaza a los intereses nacionales en momentos de crisis. Los musulmanes son hoy presentados como un tipo diferente de “pueblo diabólico”: un grupo social que intentaría abierta y agresivamente imponer su religión sobre la cultura nacional. Esto explica parcialmente los recientes debates sobre multiculturalismo. “El imaginario antifundamentalista provee a los racistas de un discurso legitimador contra los musulmanes”, señala Werbner, discurso que es usado “tanto por miembros de las elites intelectuales como por racistas violentos”.

La comparación judíos-musulmanes revela otro modelo que se repite en la historia reciente de Gran Bretaña: los miedos a un colapso de seguridad asociado a una minoría religiosa dentro de un discurso racialista de “civilización contra barbarie”. El filósofo americano William Connolly predijo tras el 11 de septiembre que “el maccartismo de nuestros días conectará la seguridad interior del estado con una visión excluyente de la tradición judeocristiana”.

Lo fácilmente que los miedos sobre seguridad pueden fabricar un “pueblo diabólico” fue recientemente ilustrado en la conferencia organizada por el alcalde de Londres Ken Livingstone para debatir la insistencia neoconservadora de que estamos ante un nuevo choque de la civilización contra la barbarie. En el pasado de Londres, la Liga de los Hermanos Británicos [British Brothers League] del East End cuidaba de presentar su rechazo utilizando más los términos “extranjeros”, “anarquistas” y “bolcheviques”, que el de “judíos”. En la conferencia del mes pasado se vio cómo estos nuevos defensores del “conflicto civilizatorio” trabajan duro para mantener diferencias sus categorías de “bárbaro” y “civilizado”. Citaban a Ayaan Hirsi Ali, como un ejemplar de “musulmán bueno”, que señala la “civilización” que los musulmanes deberían emular. Hirsi Ali, cuyas actividades están subvencionadas por el neoconservador American Enterprise Institute, proclama que Occidente debe lanzar una guerra contra Irán, como anteriormente habló a favor de la guerra contra Iraq.
Escrito por: Maleiha Malik

Maleiha Malik es lectora en leyes en el King’s College de Londres. Este texto es una versión abreviada de una conferencia presentada en la Conferencia sobre el Choque de Civilizaciones en Londres el 20 de enero, y en la Sinagoga Progresista de Finchley.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Profanaron una mezquita en Holanda

Una mezquita en Holanda.

Desconocidos profanaron la mezquita de Silverd, en la ciudad holandesa de Groninguen, en el norte del país.

Colocaron sobre las paredes tripas de animales, una cabeza de cerdo y mancharon los muros con sangre, según informó la Policía Holandesa.

La ciudad se despertó el pasado domingo shockeada por el hecho. El vice intendente de la ciudad, Frank Di Vrees, declaró “estamos angustiados porque este tipo de acciones nunca ocurrieron en nuestra ciudad”.“Es un comportamiento inaceptable, y lo condenamos enérgicamente y ofrecemos nuestro apoyo a la mezquita”, agregó el vice intendente.

La policía de la ciudad inició una investigación y ofreció más seguridad a la mezquita.

Publicado por ISLAMEDIA Holanda, 23/03/2010, ain.com.ar.

Una más de islamofóbia publicado en un medio católico.

Mezquita de Torre Pacheco en Murcia



23/03/10 El Boletín Oficial de la Región de Murcia publicaba recientemente la cesión de uso de suelo municipal para la construcción de una mezquita "por razones de interés social" de acuerdo con la Ley Regional del Suelo.
Se da la circunstancia de que el suelo municipal cedido a los musulmanes se encuentra al lado del Santuario de la Virgen de las Huertas, patrona de la ciudad. La talla fue llevada a Murcia desde Lorca por el príncipe Alfonso, que luego sería Alfonso X.Además, se da la circunstancia de que el centro islámico Tawhid -adjudicatario de la mezquita- ha tenido ya abiertas varias mezquitas en varios lugares de Lorca, pero siempre han sido clausuradas tras las denuncias vecinales. Tras el cierre de la última, en 2006, el consistorio les cedió "provisionalmente" el uso de una de las dependencias del recinto ferial.
Los "moros y cristianos" son ya más que una tradición, informa Hispanidad.com.
Fuente: Sector Católico

domingo, 21 de marzo de 2010

la mezquita de Al-Aqsa y la mezquita de la Cúpula Dorada o Azul,

Esta es la famosa foto que conocemos todos y que muchos creen que es la mezquita de Al-Aqsa, esta se llama la mezquita de la Copula dorada, y eso es para manipular la información que nos llega, o sea: DESINFORMARNOS
Esta nota es para aclarar un asunto muy pero muy importante, para que sepamos todos la diferencia entre la mezquita de la Copula dorada y la mezquita de Al-Aqsa.

Esta es la mezquita de Al-Aqsa que desgraciadamente algunos podra ser esta la primera vez que la ven, deseamos que ALLAH nos conceda una Salat alli incha ALLAH, pero como se suele decir: nunca es tarde, y esta vez para documentarnos e informanos

Este artículo es para aclarar un asunto muy pero muy importante, para que sepamos todos la diferencia entre la mezquita de la Copula dorada y la mezquita de Al-Aqsa este plan esta en activo por los sionistas desde muchos años, y es para desorientarnos y desinformarnos para cuando se derrumba la mezquita de Al-Aqsa (que nunca pase incha ALLAH) seguiremos viendo la mezquita de la Copula dorara, cosa que no nos hara manifestarnos mucho (ya que somos casi muertos, metafóricamemente digo), y el nombre de Al-quds es el nombre de la capital Plaestina (Jerusalen) observad la diferencia..

Otra foto que muestra la dos mezquitas y la diferencia entre las dos mezquitas


Yo personalmente hace años que conocía ésta información através de la red, pero he sido rebatida por hermanos de origen musulmán, (¿cómo una revertidad va a enseñarles algo?) y en una ocasión por una palestina directora de una madrasa en España. Es sólo una ilustración de la gravedad de la cuestión ( ¿o debería de decir cuestiones?).







sábado, 20 de marzo de 2010

Un poema contra el radicalismo






Los jueces del programa no dudaron. Hissa Hilal. 47 puntos; Falah al Moraqi. 44 puntos; Mohammed al Saeed. 44 puntos; Sultan Al-Asaimar. 43 puntos; Nasser al Ajami. 42 puntos; y Jaza al-Baqami. 38 puntos.

La saudí se encaramaba en el liderazgo de la competición y se convertía en la primera mujer que accedía a la final de “El poeta de un millón” en la historia de este “reality show” que inició su andadura en el 2007 y que ya es uno de los programas más populares de la región.

El que una fémina árabe, ama de casa y poetisa a tiempo parcial, se atreviera a declamar esos versos debió cautivar al jurado, que reconoció de forma explícita su valentía para expresar su opinión “de forma honesta y poderosa”.

“He visto al diablo en los ojos de las fatuas subversivas en una época en la que lo legal se confunde con lo ilegal. Cuando descubrí la verdad apareció un monstruo escondido, bárbaro en su pensamiento y acción, enfadado, ciego, que se vestía de muerte y se cubría con un cinturón (explosivo). El habla de una plataforma oficial y poderosa, aterrorizando a la gente y a cualquiera que busca la paz, la voz del coraje escapó y la verdad quedó arrinconada y en silencio, cuando el propio interés evitó que se dijera la verdad”, clamó Hilal.

De inmediato los medios saudíes interpretaron que el personaje aludido por esta composición no era otro que el influyente clérigo Abdul-Rahman al-Barrak –uno de los máximos referentes religiosos de esa nación árabe-, conocido por sus edictos furibundos en los que lo mismo condena a muerte a escritores por “apostasía” que exige a cabeza de cuantos se oponen a la segregación de sexos que existe en el reino wahabí. En el 2008 casi un centenar de intelectuales árabes le acusaron de promover el “terrorismo intelectual”.

Pero la admiración que pudiera generar Hilal entre los organizadores de “El poeta de un millón” se trastocó también y de forma fulgurante en toda suerte de improperios y amenazas provenientes de los sectores más radicales de la sociedad del reino wahabi.
El columnista del matutino Al Watan, Odwan Al-Ahmari, fue el primero en alertar el martes que en los foros de Internet frecuentados por los extremistas varios de los participantes habían abogado ya por la ejecución de Hilal. Algunos inquirían si se la debía matar bajo el supuesto del “hudud”, un castigo específico que se impone para acciones como el adulterio, robo o la calumnia, o el “tazir”, donde el castigo se impone a discreción del juez o dirigente. Otro de los miembros de dicha comunidad cibernética llegó incluso a preguntar si alguien le podía proporcionar su dirección.

La poetisa respondió a la controversia desde las páginas del periódico Arabnews, donde dijo que no pretendía “atacar a Al-Barak”. “Los periodistas quieren fabricar noticias que interesen a la gente pero no fueron justos al vincular mi poema con la fatua de Al-Barak”, precisó. “Estoy participando en una competición y no quiero que nada me distraiga”, añadió.
Hila, sin embargo, reconoció que no se iba a plegar a los deseos de su familia que ante la polémica le han sugerido que busque motivos más “genéricos” para sus poemas. “Creo en la paz para todo el mundo, musulmanes y demás. Estamos viviendo en una aldea global y no podemos vivir los unos sin los otros”.

La saudí aclaró que decidió escribir el poema hace dos meses al percatarse en Emiratos –el programa se emite desde Abu Dhabi- que los occidentales la miraban con cierto resquemor cuando la veían portar el niqab (el traje negro que cubre rostro y cuerpo). Fue entonces cuando empezó a cuestionarse muchas cosas.

“Me miraban de forma sospechosa pero no hacían lo mismo cuando veían a un Sij (de la India) con su turbante. ¿Quién es responsable de esa mirada sospechosa? ¿Cómo ocurrió? Fue esa clase de gente, los terroristas, los que nos han otorgado una mala imagen. Ahora los musulmanes, en vez de ser respetados, somos una fuete de miedo y sospecha por culpa de ellos”.
Para la saudí, gran parte de la expansión de este fenómeno reside precisamente en los edictos religiosos apadrinados por figuras de renombre. “Nadie debería pedir la muerte de otra persona por el mero hecho de que no pertenezca a tu sistema de pensamiento o tu religión”.

Palabras demoledoras en boca de una saudí y que seguro azuzarán la trifulca verbal. La competición continúa la semana que viene y el ganador se adjudicará 5 millones de dirhams (casi un millón de euros).

jueves, 18 de marzo de 2010

La percepción de la comunidad musulmana en el Reino Unido

Un conflicto difícil de arreglar en el Reino Unido
La percepción de la comunidad musulmana en el Reino Unido se deterioró gravemente tras los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres. La situación es difícil de solucionar ya que ni medios de comunicación, ni el Gobierno, ni los musulmanes británicos parecen dispuestos a dar un paso adelante. Las diferentes asociaciones civiles y campañas dirigidas para evitar la desconfianza no están surtiendo efecto. También hay un doble discurso instaurado en la sociedad que está siendo explotado por los grupos más extremistas. Un ejemplo reciente es la detención de 10 estudiantes paquistaníes en abril del año pasado en el norte de Inglaterra. El Gobierno calificó la operación como "el mayor golpe dado al terrorismo islamista" en la historia de la Policía. Pero la realidad fue distinta. Nunca se probó la supuesta relación de los arrestados con una banda organizada que pretendía atentar "inminentemente" contra la población civil. Los inculpados fueron deportados a su país, donde cargan con el estigma del terrorismo en sus espaldas. Desde entonces, el Gobierno ha tratado de mejorar las relaciones con Pakistán. El país asiático es visto por Londres como el máximo responsable de la fluctuación de terroristas hacia Europa. El Ejecutivo ha emprendido allí acciones conjuntas con el Ejército paquistaní y EEUU para terminar con los bastiones de Al Qaeda en la frontera con Afganistán. Pero al mismo tiempo ha puesto en marcha una campaña antiterrorista en el Reino Unido sin precedentes.

Campañas polémicas
Las campañas antiterroristas en Reino Unido se centran sólo en un supuesto ataque islamista

El pasado 8 de marzo, la Policía Metropolitana de Londrespresentaba su nueva campaña publicitaria. Con el lema "Ninguna llamada es una pérdida de tiempo", animan a los ciudadanos a denunciar cualquier situación que consideren sospechosa. Los anuncios han sido colocados en marquesinas del metro y autobuses, cuñas en radio y spots en televisión.
El texto que acompaña a el eslogan es el siguiente: "¿Un manitas, un controlador de plagas, o un fabricante de bombas? Los terroristas fabrican bombas de manera tan natural que lo pueden estar conciliando con sus trabajos. Pero a veces pueden dejarnos señales. Señales que necesitamos que nos cuentes. Podrían estar cargando sus coches con fertilizantes, productos químicos o bombonas de gas que pueden utilizarse para hacer bombas [...] Si sospechas, denuncia".
Las pistas que llevaron a detener a aquellos estudiantes tenían que ver con este tipo de campañas. La Policía había recibido denuncias de personas que los vieron fotografiándose en puntos turísticosde Liverpool y Manchester. Esas fotos fueron a parar a sus Facebook y sirvieron como prueba en su contra.

La visión en los medios
Channel 4 atacó al centro musulmán más importante de Europa calificándolos como integristas
A principios de este mes, Channel 4 emitió un reportaje en su programa Dispatches titulado 'La República Islámica del Reino Unido'. El programa mostró a los telespectadores la supuesta infiltración de integristas islámicos que quieren hacer del país "una república islámica regida por la Sharia".
El principal objeto de las críticas fue la mezquita del Este de Londres que alberga el Foro Islámico Europeo (IFE). Situada en Whitechapel, este centro es el mayor referente del mundo musulmán en Europa y recibe el apoyo de las instituciones. Desde el Príncipe Carlos, al Gobierno, pasando por el alcalde de Londres, todos han mostrado su convicción de que su labor contribuye a la prevención del radicalismo.
Pero Para Channel 4 es sólo una "organización fundamentalista sostenida con dinero del contribuyente, que está siendo empleado dentro de una estrategia para infiltrarse en la política británica".
La cadena emitió dos extractos de conferencias protagonizadas por Abdul-Karim Hattim y Murtaza Khan en 2007. Los clérigos pedían a los asistentes a "señalar a los maricones y su estilo de vida" y a tratar a "las mujeres que salen de sus casas perfumadas como adúlteras".
Dispatches no emitió ninguna imagen más reciente de integristas dando sus discursos en la mezquita. Tanto el IFE, el propio centro religioso, como el British Muslim Council, otro de los acusados, emitieron comunicados de repulsa.
"En alguna rara ocasión alguien ha podido hacer comentarios en alguna de nuestras salas con lo que no estamos de acuerdo [...] pero no se puede juzgar nuestra labor por la opinión de estas personas, con las que nosotros no estamos de acuerdo", dijeron los responsables de la mezquita.
Estos, apelaron a la "diversidad de la democracia para dar cabida a cualquier tipo de pensamiento con el objetivo de fomentar el diálogo".

Los partidos xenófobos están encontrando un filón en la división de la sociedad
Tras aquella amenaza, el Gobierno decidió prohibirla dando a un grupo con un número de seguidores muy reducido la mayor campaña publicitaria que nunca habrían imaginado.
Todo este tipo de actos están sirviendo para que el British National Party, partido de extrema derecha, explote su campaña sobre la supuesta "islamificación" del país.
En los últimos meses han alabado la propaganda que se utilizó en Suiza contra la proliferación de minaretes (Empleada también por el Frente Nacional francés en als elecciones regionales). También han protagonizado varias manifestaciones en contra de la construcción de nuevas mezquitas que terminaron en altercados.
Hechos todos ellos por los que parece muy complicado que una 'Fatwa' como la de Tahir-ul-Qadrisea suficiente como para terminar con los radicales de cualquier signo.



Fuente: Publico

miércoles, 17 de marzo de 2010

Una imagen


Esta foto es de la Plaza George Bush en la cuidad iraquí de Tikrit, es el tipo de fotos que no se publican cuando se habla de musulmanes, gente con sentido del humor, mujeres en la calle contandole un buen chiste al de al lado, vamos gente normal, a ver si va a resultar que los musulmanes despues de todo somos gente normal y hasta con sentido del humor.
El nombre de la plaza ya dice algo ¿no?

viernes, 12 de marzo de 2010

¿Accidente o terrorismo?

Anahí Seri
Rebelión
El término “terrorista” se utiliza de forma bastante laxa, y no es infrecuente calificar como tales a personas cuya actuación puede provocar repulsa, pero no llega al terror. Llama la atención cuando ocurre justamente lo contrario: cuando a un acto que es a todas luces terrorista se le etiqueta de forma mucho más condescendiente.
En El País del pasado 18 de febrero, nos hablan de un piloto que se suicidó estrellando su avión contra un edificio del gobierno de EEUU. http://www.elpais.com/articulo/internacional/activista/anti/gobierno/estrella/edificio/federal/Tejas/elpepuint/20100218elpepuint_12/Tes
En su carta de despedida dice que "la violencia es la única respuesta". Es obvio, pues, que se trata de un terrorista suicida, de alguien que opta por morir matando por razones ideológicas. En este caso, no ha habido víctimas mortales, pero por lo demás no se aprecian grandes diferencias con los sucesos del 11 de septiembre, salvo la escala. Sin embargo, en la edición en papel leemos que fuentes norteamericanas niegan que se trate de terrorismo, y parece que los redactores de este periódico comparten esa opinión: en los titulares aparecen las palabras "activista" y "accidente". No se menciona la confesión religiosa del piloto, pero todo hace pensar que era cristiano, pues de haber sido musulmán sin duda habría merecido el calificativo de "terrorista".
Me veo obligada a concluir que, según el libro de estilo de El País, sólo se puede ser terrorista si se es musulmán (o vasco). Los pilotos cristianos que estrellan sus aviones contra edificios son "activistas anti sistema". Será que el terrorismo, para poder considerarse tal, debe emanar de convicciones religiosas o nacionalistas. Los que simplemente están en contra del orden capitalista, o de la sociedad de consumo, o de la corrupción etc., son anti sistema, gente de poca monta que no debe causarnos mayor preocupación.
Por cierto, se trataba de un ingeniero, de forma que esta noticia apoya la teoría de que ser ingeniero es un factor de riesgo para el terrorismo, a la que El País le dedicó un artículo hace unos días:
http://www.elpais.com/articulo/internacional/terroristas/ingenieros/elpepiint/20100214elpepiint_5/Tes

pubicado en: rebelión.org

martes, 9 de marzo de 2010

El Consejo de Europa, en contra del veto al 'burka'


Defiende "la libertad de la mujer" para elegir su ropa "sin interferencias"

El comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Thomas Hammarberg, defendió ayer la libertad de las mujeres para llevar el burka. Con motivo del Día Internacional de la Mujer, Hammarberg publicó en la web un largo texto en el que dice: "Las mujeres deberían ser libres para elegir cómo visten, sin interferencias de sus comunidades ni de las autoridades". El comisario considera que hay que "condenar" la obligación de llevar el burka, pero considera que "prohibir esas ropas estaría mal". Francia planea multas de hasta 750 euros por usarlo.


"La prohibición del burka no liberará a las mujeres oprimidas, sino que puede llevarlas a la alienación en las sociedades europeas" y puede suponer "una invasión de su vida privada", añade el comisario (Suecia, 1942), que ocupa el cargo desde 2006, cuando sustituyó al español Álvaro Gil-Robles.


Thomas Hammarberg duda incluso de que las legislaciones en contra de esta prenda, como la impulsada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, "sean compatible con la Convención Europea de Derechos Humanos". Asegura que la carta preserva el derecho a la vida privada y el de la libertad para manifestar las creencias religiosas. Y añade que quienes defienden la prohibición total "no han demostrado que [el burka] mine la democracia, la seguridad, el orden o la pública", únicos casos en los que se pueden restringir derechos fundamentales. "El hecho de que un número muy pequeño de mujeres lleven estas ropas hace que estas propuestas sean aún menos convincentes", añade.


El comisario insiste en que no ha sido posible probar que estas mujeres sufran mayor represión por razón de sexo que otras. Y argumenta que la medida de prohibir el burka en los hospitales, sólo implicaría que las mujeres que lo usan dejaran de acudir a estos centros. Al centrarse en vestimentas de las musulmanas, apunta, "crea la impresión de que el objetivo es una determinada religión".

lunes, 8 de marzo de 2010

Entrevista a un Imam de Melilla

IMMAN Abdulkarim Mohammed. Ciudadano de Melilla, de profesión jardinero de un parque público. Casado y padre de varios hijos.








En el marco de Melilla entrevistamos a un Imman, líder religioso del Islam. Como se sabe, el norte de África fue uno de los primeros territorios de la expansión del islamismo y un buen número de sus creyentes habita esa región.
Debido a la cantidad de producción intelectual alrededor del tema del supuesto choque de civilizaciones entre el islamismo y el cristianismo, resulta de interés recabar las opiniones de un hombre de fe, de un líder religioso para auscultar su cosmovisión de las posibilidades de coexistencia de ambas religiones mayoritarias.
-¿Cómo está la comunidad islámica aquí en Melilla, una ciudad donde convergen tantas culturas?
-Para que se lleven bien las culturas deben conocerse unas a otras. Aquí en Melilla todavía no hay tanta integración. Hay como un temor hacia la otra parte, desde siempre; porque yo nací aquí en Melilla y aquí fui al colegio, aunque está bastante superado. Digamos que hay una mayor integración. Hay una juventud muy inteligente, pero están en un callejón sin salida, pues la educación es asimétrica. La cultura del gobierno quiere comer la otra cultura y no le da la confianza total. Hay problemas sociales.Por ejemplo, los barrios marginales acceden a la educación pero hablan bereber (idioma nativo del norte de África, legado de las tribus anteriormente nómadas) y la educación se da en español, lo que ocasiona mucha deserción escolar. Se hizo un estudio. El consejero de Educación tiene un libro reciente sobre el fracaso escolar en Melilla. Hemos tenido varias reuniones con él, como preocupación para que se pueda hacer algún resguardo, apoyo, para poder ayudar a los niños a que puedan hacer las tareas, porque nuestros padres no han estudiado…
-¿Ud. se siente español?
-Somos gente oriunda del norte de África. Este territorio fue ocupado por los Reyes Católicos en 1497. Somos musulmanes de origen. Pero abrimos nuestra casa a cualquiera.
-Hay gente que en Occidente duda que el islam sea una religión de paz.
-Islam significa someterse a un solo dios. Existe mucha manipulación con el islam. El islam es básicamente paz. Nuestra cultura ha legado muchas cosas a Occidente, en la medicina, en las matemáticas, en arquitectura.
-¿Las presiones sobre el mundo musulmán crecieron con la caída del Muro de Berlín, el fin del enfrentamiento bipolar?
-Claro, el bloque Rusia y América estaban enfrentados. Eso se superó con la caída del Muro de Berlín en noviembre de 1989, que fue el fin de la Guerra Fría. Ahora hay mucha presión sobre el mundo musulmán. El ataque de Al Qaeda a los Estados Unidos abrió una nueva época. El terrorismo quiere impactar y horrorizar al público que desea llegar. Esto es una crisis al interior del islam entre terroristas y una gran mayoría de creyentes pacíficos. No es un enfrentamiento entre el Occidente y el islam. Los medios de comunicación tienen una gran responsabilidad en todas estas malformaciones de interpretación.
-Algunos se preguntan por qué en tierra de islam, lo teológico y lo político siguen siendo indisociables, mientras que su separación ha sido uno de los elementos motores de la modernidad de Occidente. Hay que emprender un combate contra las representaciones deformadas, las ideas perjudiciales que alimentan las crisis contemporáneas.
-Siempre imaginamos que el Occidente cristiano tiene la primacía de la racionalidad filosófica. Los pensadores arabo-musulmanes fueron muy importantes porque difundieron de Bagdad a Andalucía la herencia griega. Y el esfuerzo de Averroes para distinguir entre la fe y el saber sigue siendo actual. Recordemos que los filósofos musulmanes de Al Andalus1 no eran solamente intermediarios: Ellos produjeron una filosofía propia para su sociedad, su religión y su tiempo, y sentaron las bases de un islam tolerante. Las obras de Aristóteles y Platón fueron conservadas, y llegaron hasta nosotros gracias a las traducciones de los árabes, de los cristianos y de los judíos instalados en el mundo árabe-musulmán.
-¿Ud. cree que hay muchos prejuicios?
-Yo a los prejuicios los veo muy mal. Los musulmanes no matan a la gente. Nosotros siempre tenemos una cordial convivencia y un espíritu de hospitalidad muy grande. Hay unas leyes que, para mí, son leyes equivocadas porque se les da mucha libertad a los niños y a los jóvenes, y se han vuelto muy rebeldes. No se les da ninguna obligación para que tengan una responsabilidad, lo hacen irresponsable y así surgen problemas sociales. Yo vivo en un barrio que se dice marginal y hay problemas sociales; también en el barrio obrero. Y los otros jóvenes, cuyos padres tienen dinero y los ayudan en el colegio, y reciben una educación por encima de aquellos, hacen que exista una minoría que estudia y otra mayoría que no, por lo menos seriamente, para una formación sólida.
-¿Ud. practica su religión?
-Yo practico el islam, porque soy musulmán de origen, porque el islam es conocido desde hace quince siglos. El islam no solamente lo trajo el profeta Mohamed; todos los mensajeros han traído el islam, porque el islam significa someterse a un solo dios. El islam es paz. La historia del hombre musulmán es una historia limpia; el musulmán ha dejado cultura, ha dejado un montón de cosas en la medicina, en la matemática, en el álgebra, todo eso. El islam nunca ha matado por matar; siempre se ha defendido. En tiempos cuando surgió el Profeta, siempre que han venido a matarlo se tuvieron que defender, pero en lo que concierne a las Torres Gemelas, los que han hecho eso no son musulmanes; son manipulaciones para desprestigiar al islam.
-¿La figura de Osama Bin Laden? ¿A usted qué le refiere?
-Osama Bin Laden es un personaje que apareció, pero nosotros no lo conocemos. No conocemos los problemas que pasan en Afganistán. Nosotros vivimos aquí en Melilla; sólo lo conocemos a través de las noticias, lo que nos dicen las noticias, pero en verdad, nosotros no sabemos nada de él. Nunca lo supimos. Por lo general, la información que tenemos es lo que quieren vender los medios de comunicación para favorecer a unos u otros; y eso es un mal para la humanidad, por el poder que los medios tienen. Somos ciudadanos que vivimos en el mundo.Somos padres de familia que queremos lo mejor para nuestros hijos. En el islam no existe el fundamentalismo, ni el integrismo; todas son palabras occidentales que no existen para nosotros. Nosotros no tenemos ni fundamentalistas ni integristas. Son cosas creadas por intereses. Como le he dicho, son guerras por intereses, por el petróleo, por el poder, matan niños, mujeres, ancianos. En el mundo la gente tiene que ver eso, darse cuenta para que no sigan ocurriendo las mismas cosas… a costa de tanta gente inocente. Una salida puede ser para los seres humanos, la mutua reflexión que se ha perdido en la tierra, y debe ser siempre a través del diálogo.
-¿Cuánta es la población musulmana en Melilla?
-Cerca de 30.000, de 70.000 habitantes; o sea, cerca de la mitad somos musulmanes.
-Indudablemente el mundo no puede ignorar la contribución árabe musulmana a la cultura universal. Aparte de los muy conocidos aditamentos del 0, la matemática, el álgebra, la arquitectura.
-España no siempre fue la cuna del fanatismo; sino por el contrario, fue un crisol de culturas por muchos siglos hasta que el reinado de Isabel la Católica y Fernando de Aragón propició la expulsión de moros y judíos a escasos meses del descubrimiento de América, posiblemente el continente menos penetrado por el islamismo hasta dos décadas atrás. El tema se presta para seguir reflexionando y sobre todo a los diez años de la publicación de El Choque de Civilizaciones del Dr. Samuel Huntinghton publicado en 1996 que se refiere a la configuración de un nuevo orden mundial pos-Guerra Fría, señalando que la diferencia entre los pueblos no son ideólogicas, políticas ni económicas; se trata de afinidades/diferencias en el orden cultural, a partir de Estados y grupos de civilizaciones diferentes.
Beatriz González de Bosio
fuente

sábado, 6 de marzo de 2010

Islamofobia

Sobre el papel negativo que juegan los medios de comunicación

No en balde la aprensión se enseñorea del mundo musulmán. Numerosos crímenes como copiados de sí mismos se están cebando en una comunidad anatematizada por algunos en Occidente. Lo más preocupante es que, dada la recurrencia, cada vez asombren menos hechos como el que la egipcia Marwa el Sherbini resultara muerta a puñaladas, en el tribunal de Dresde, Alemania, a manos del hombre juzgado por llamarla terrorista. Que Ali Mohamed, imán de una mezquita en California, fuera quemado vivo en su propia casa. O que a Mohamed el Salamoni lo ultimaran a golpes, seis meses después de comenzar su misión en el Centro Islámico de Londres…
Como para avivar el temor, un estudio del Centro Europeo de Monitoreo sobre Racismo y Xenofobia, citado por el colega Gihan Shabine, en Al Ahram Weekly, concluyó “de modo terminante” que la islamofobia aumenta en todo el Viejo Continente, donde los adoradores de Alá sufren, a más de discriminación en el mercado laboral y en el de la vivienda, una violencia habitual que se expresa en vandalismo contra sus templos, abusos de palabra o de acto contra mujeres que portan el velo característico, y ataques personales múltiples, como el propinado por una pandilla con bates de béisbol, decorados con esvásticas, a una familia somalí en Dinamarca.
Ahora, en este entuerto cargan su ingente cuota de culpa los grandes medios de comunicación. Y, por supuesto, no levantamos falsos testimonios. El que el victimario de El Sherbini se haya declarado bajo la influencia de una cobertura demonizadora de los musulmanes ha llevado a cuestionar aún más la pregonada objetividad de una prensa que rezuma prejuicios étnicos no solo después de las embestidas del 11 de septiembre contra Nueva York y Washington, sino como rasgo intrínseco. ¿Genético?
Por ejemplo, en reciente texto titulado “La vergonzosa islamofobia en el corazón de la prensa británica”, aparecido en el diario The Independent, Peter Osborn reseña la incontestable prueba obtenida por la Escuela de Periodismo de Cardiff: “El equipo analizó 972 artículos y estableció que aproximadamente dos tercios de todos los enganches para historias sobre musulmanes implicaban terrorismo, temas religiosos como la ley Sharia; subrayaban diferencias culturales entre musulmanes británicos y otros, o extremismo musulmán (…) Mostraban a todos los musulmanes como fuente de problemas. Al contrario, solo un 5% se basaban en problemas enfrentados por los musulmanes británicos”.
A todas luces, la mass media se ha erigido por derecho “natural” en nuncio de un sistema que, una vez derrotado el adversario “comunista” –explica el pensador marxista Samir Amin-, está proclamando en teoría y práctica desde 1990 (la Guerra del Golfo) otro enemigo: el Sur. Conforme a este discurso, pergeñado por Samuel Huntington, funcionario al servicio del stablishment, el futuro no será regido por la lucha de clases, ni por el conflicto entre naciones, sino por el “choque de civilizaciones”, tesis que atribuye a las innegables diferencias culturales la animadversión que entre los pobres mayormente causa la geopolítica de los imperios.
Y lo peor es que esa teoría podría reproducirse en la conciencia cotidiana, trocarse en “sentido común”, dado que, según el afamado antropólogo francés Claude Levi-Strauss (Raza e historia, 1952), “la diversidad de culturas se presenta raramente ante los hombres tal y como es: un fenómeno natural, resultante de los contactos directos o indirectos entre las sociedades (…) La actitud más antigua y que reposa sin duda sobre fundamentos psicológicos sólidos, puesto que tiende a reaparecer en cada uno de nosotros cuando nos encontramos en una situación inesperada, consiste en repudiar pura y simplemente las formas culturales: las morales, religiosas, sociales y estéticas, que estén más alejadas de aquellas con las que nos identificamos”.
De ahí, el peligro más que potencial de un instrumento ideológico, con ínfulas de cosmovisión, dirigido a engañar a los pueblos con mitos culturalistas, de rancio sesgo idealista filosófico, cuando si de algo puede blasonar el pensamiento crítico es de haber descubierto la causa última de la violencia social, que deviene histórico-concreta, perecedera (o muy atenuada) en la misma medida en que perece el modo de producción que la genera al por mayor.
Pero lo terrible es que mientras tratamos de entender y de denunciar las artimañas de que se valen los “amos” del planeta para continuar siendo tales, los “humillados y ofendidos”, los más, seguirán arrostrando la más rotunda ansiedad por una integridad física y moral que en cualquier momento podrían arrebatarles. ¿Hasta cuándo? Solo ellos marcarán la hora.
Fuente:webislam

Un itinerario por la Alhambra de Granada intenta desmitificar la imagen sumisa de la mujer musulmana

El Patronato de la Alhambra y Generalife pretende explicar la situación de las mujeres en la época islámica y renacentista a través de las estancias que habitaron.

Un itinerario por espacios de la Alhambra habitualmente cerrados al público desmitifica la imagen de la mujer musulmana de las épocas andalusí y renacentista, marcada en el imaginario colectivo por su sumisión al hombre, y muestra a féminas que, aunque relegadas a un segundo plano, mantenían su identidad.
Esta visita guiada, con la que el Patronato de la Alhambra y Generalife pretende recuperar la presencia de las mujeres en la Granada islámica y renacentista (del siglo XI a 1492) a través de las estancias que habitaron, se inicia en la Torre de las Infantas, una de las últimas construcciones palaciegas que se hicieron en el conjunto monumental.
Con apariencia externa de fortaleza, la torre, que toma su nombre de uno de los cuentos de Washington Irving, no deja adivinar desde fuera su interior de estancia palaciega con estructura propia de las casas hispanomusulmanas, caracterizadas por las escasas ventanas al exterior para preservar la intimidad y ocultar las miradas.
El recorrido incluye el oratorio del Partal, de orientación perfecta y profusa ornamentación, con grabados que invitan a rezar, y las casas del mismo nombre que habitaron los sirvientes y que aún conservan restos de pinturas de tipo cortesano únicas para el arte nazarí que dejan entrever escenas de mujeres tocando instrumentos.
Susana Morente, historiadora del arte y guía de esta visita que se une a otras de distinta temática por la Alhambra, explica que no es posible dar una visión general de la mujer de aquella época sin tener en cuenta los condicionantes del momento y la clase social a la que pertenecían.
Las mujeres rurales, por ejemplo, solían acompañar a sus hombres al campo a trabajar y estaban menos recluidas que las del ámbito urbano, que, aunque dedicadas fundamentalmente a sus casas, también frecuentaban espacios públicos como el mercado o el cementerio.
"Cuanto más alta la clase social, más espeso el velo -metafórico- que las recubre y su enclaustramiento", apunta la historiadora.
Las mujeres andalusíes de clase alta eran bastante cultas, acudían a la Madraza -habitualmente reservada para los varones- si eran hija única y se encargaban de las tareas domésticas y de la educación de sus hijos, a los que enseñaban a escribir, poesía y el Corán.
Entre los oficios de la mujer de la época, sobre las que hay 116 biografías, figuran las de comadrona o nodriza.
Las comadronas tenían entre sus funciones supervisar la compra de esclavas y revisar el vestido con el que el comprador se las llevaba a casa, porque aunque el vendedor las exhibía vestidas con sus mejores galas, los trajes no se incluían en la compra.
En cuanto a las nodrizas, si la mujer que la contrataba lo hacía porque no quería amamantar a su bebé, era ésta que la costeaba sus servicios, pero si lo hacía por falta de leche, pagaba el marido.
Otra figura evocada en el itinerario es la de las concubinas, que eran de dos tipos: las Yariya, que ofrecían favores sexuales, y las Qayna, cantantes servidoras que no mantenían contacto sexual con el hombre.
El recorrido, que incluye el Harén (zona doméstica y familiar) y el Peinador de la Reina, construido en 1537 sobre la Torre de Abu l-Hayyay como aposentos para la emperatriz Isabel, esposa de Carlos V, invita también a conocer los gustos poéticos de la época, con continuas alusiones a los elementos de la naturaleza y los atributos de animales, de lo que dan cuenta poemas como el que le escribió Al Mutamid a Umm Ubayda.
"Es antílope por el cuello, gacela por los ojos, jardín de colina por el perfume y arbusto de suelo arenoso por el talle", reza el poema.
Además de estancias de la Alhambra que habitaron las mujeres, el itinerario muestra otros espacios de la Granada islámica y renacentista, ya fuera del conjunto monumental, como la casa morisca de Horno de Oro, el Bañuelo y el palacio de Dar-Al Horra.
Fuente: webislam

lunes, 1 de marzo de 2010

¿Existe el terrorismo religioso?

La verdadera religión es incompatible con cualquier forma de violencia gratuita sobre inocentes.


Con frecuencia se habla de “terrorismo islámico”. Con menos frecuencia se habla de terrorismo hinduista, terrorismo hinduista, o terrorismo cristiano.
Podemos preguntarnos: ¿es correcto hablar de terrorismo religioso? ¿Existen ideas en las propias creencias religiosas que impulsan a las personas a cometer crímenes sobre seres humanos inocentes y desarmados?
La respuesta puede encontrarse desde una doble perspectiva. La primera, teorética (o de contenidos): si las religiones, en su esencia profunda, son caminos a través de los cuales los hombres buscan la verdad sobre Dios y sobre sí mismos, resulta sumamente contradictorio hablar de terrorismo religioso. La segunda, desde una perspectiva “sociológica”: parecería posible que algunas personas concretas usen (manipulen, deformen) sus creencias religiosas para usarlas “motivaciones” o excusas para el crimen.
El acercamiento de los hombres al mundo de Dios implica un esfuerzo por acoger verdades que enaltecen y que orientan la propia vida. Ser religioso significa reconocer la existencia de una realidad superior, un Ser divino, que da valor y sentido a la vida humana en el tiempo y en lo eterno, y que exige un comportamiento acorde con las propias convicciones religiosas.
Existe, ciertamente, un pluralismo religioso que hace que el acercamiento a Dios no sea fácil. ¿Cuál de las religiones sería la verdadera? La pregunta resulta fundamental, pues la aceptación de unas o de otras creencias no puede apoyarse simplemente en emociones personales, en tradiciones de grupo, en miedos irracionales o en prejuicios injustificados.
Por desgracia, pueden darse formas de perversión individuales o de grupo, también a nivel teórico, que lleven a pensar que la muerte de otros seres humanos inocentes sea parte de la propia vida religiosa. Estos tipos de perversión, sin embargo, muestran una de las más dramáticas paradojas del ser humano: llegar a confundir lo malo con lo bueno, hasta el punto de creer que un crimen horrendo sea agradable a Dios.
Junto a esas formas de perversión de algunas religiones, es posible que entre los creyentes de las distintas religiones se den actitudes de violencia que culminen en la creación de grupos terroristas. En esos casos, hablar de terrorismo religioso resultaría impropio si el uso de palabras e ideas religiosas por parte de los terroristas no reflejase las convicciones auténticas de la religión a la que dicen pertenecer.
En ese sentido, terroristas que matan y usan palabras o versos del Corán antes de sus atentados están en abierta contradicción con la fe que dicen profesar. Como también lo están quienes usan fórmulas de otros libros religiosos (de la Biblia, por ejemplo) para justificar matanzas y crímenes de inocentes.
Para referirnos a esos casos, según una perspectiva sociológica, es posible hablar de terrorismo religioso. Estamos ante personas que piensan pertenecer a tal o cual religión y que cometen atentados terroristas desde el abuso de algunas ideas que suponen propias de su mundo religioso.
Hay que aclarar, sin embargo, que el creerse parte de una religión concreta, no significa que esas personas representen verdaderamente lo que piensan representar. Aunque uno diga que es cristiano, o budista, o hinduista, o musulmán, sus actos concretos no reflejarán sus creencias religiosas si cae en actitudes de violencia y de abuso condenadas abiertamente por la religión a la que se dice pertenecer.
Sobre el tema, hay diversas intervenciones recientes de los Papas. Podemos recordar, por ejemplo, lo que escribía Juan Pablo II en el Mensaje para la XXXV Jornada mundial de la paz (1 de enero de 2002), n. 7: “Por tanto, ningún responsable de las religiones puede ser indulgente con el terrorismo y, menos aún, predicarlo. Es una profanación de la religión proclamarse terroristas en nombre de Dios, hacer en su nombre violencia al hombre. La violencia terrorista es contraria a la fe en Dios Creador del hombre; en Dios que lo cuida y lo ama”.
Por su parte, Benedicto XVI explicaba, en su discurso de Regensburg (12 de septiembre de 2006), que “la violencia está en contraste con la naturaleza de Dios y la naturaleza del alma”. En el Angelus del domingo 10 de enero de 2010, el mismo Papa recordaba que “no puede haber violencia en nombre de Dios, ni se puede pensar en honrarlo ofendiendo la dignidad y la libertad de nuestros semejantes”.
En definitiva, hablar de terrorismo religioso es como hablar de una sal dulce: la verdadera religión es incompatible con cualquier forma de violencia gratuita sobre inocentes. Vale la pena recordarlo, a la hora de juzgar si ciertas creencias sean o no sean realmente religiosas, y para denunciar cualquier uso manipulado de la religión como aval para cometer crímenes que ofenden a Dios y a los hombres.
Fuente:webislam