"Las obras realizadas sin sinceridad son como el viajero que lleva arena en su cantimplora. Llevarla le supone un peso y no le aporta ningun beneficio".
Ibn Al-Qayyim

viernes, 26 de febrero de 2010

Escándalo en torno a la diputada holandesa Ayaan Hirsi Ali - Esa islamófoba neocón



La diputada de origen somalí pierde la ciudadanía holandesa, que había obtenido falseando sus datos biográficos. El Parlamento exige a la ministra del Exterior revisar su estricta posición.


La política y crítica al Islam, Ayaan Hirsi Ali, obtuvo la ciudadanía holandesa en 1997 gracias a una serie de mentiras. La mujer proveniente de Somalia dijo estar huyendo de un matrimonio forzado, dio una fecha de nacimiento falsa y sobre todo ocultó que había estado ya en Kenia y en Alemania, antes de llegar a Holanda. Habitualmente los refugiados tienen que pedir asilo en el primer país seguro que pisan.

En los últimos años Hirsi Ali hizo carrera en la política holandesa, convirtiéndose en una importante aunque controvertida diputada. Sobre todo su colaboración como guionista del cineasta asesinado Theo van Gogh, la dio a conocer en su país de elección. Pero también le valió el odio de los mismos fundamentalistas que mataron a van Gogh. Desde aquel momento la joven diputada vive constantemente bajo custodia policial.

Ministra en aprietos

Bildunterschrift: Großansicht des Bildes mit der Bildunterschrift: "Reglas son reglas", dice Rita Verdonk.Rita Verdonk es ministra del Exterior y, al igual que Hirsi Ali, miembro del conservador "Partido popular por la libertad y la democracia" (VVD). Verdonk es famosa por su estricta política de inmigración, pero ahora causó un verdadero terremoto en el panorama político holandés al declarar inválida la ciudadanía de la diputada. En conversación con DW-World el Europarlamentario del VVD, Jules Maaten, comentó: "Todos en el partido y en la directiva del partido estamos muy sorprendidos por la decisión de Verdonk", y añadió: "normalmente un asunto de inmigración puede llegar a demorar años y aquí se resolvió en cuestión de 48 horas". Pero lo que asombra más a Maaten es que Verdonk dice haberse enterado recién la semana pasada, a través de un documental de televisión, de que Hirsi Ali había mentido para obtener la ciudadanía. Según Maaten, "desde hace años que se sabe de estas mentiras, porque es una de las anécdotas que la propia Ayaan Hirsi Ali siempre cuenta".

Verdonk, que aspira a ser jefa del partido VVD y, según Maaten, "es una de dos candidatos con serias posibilidades de acceder a este cargo", está siendo cada vez más aislada dentro de su partido y tendrá que revisar su posición, para no hacer peligrar su carrera política.

Asilo en EE.UU.

Hirsi Ali se muestra desconcertada ante la anulación de su ciudadanía, pero ya antes de que esto ocurriera había renunciado a su cargo como diputada y anunciado que en septiembre se trasladaría a EE.UU. Allí va a trabajar en el conservador instituto American Enterprise Institute (AEI). Vivir constantemente protegida por la policía se había vuelto insoportable para Hirsi Ali. Incluso sus vecinos la demandaron, ya que se sentían en peligro por vivir en el mismo edificio con una persona amenazada de muerte. El juez les dio la razón y ordenó que Hirsi Ali abandone el edificio el 27 de agosto próximo. Jules Maaten calificó este veredicto de "escándalo".

Toda la información sobre el montaje y los beneficios que ha sacado este "personaje" : http://www.scribd.com/doc/3400324/Abdennur-Prado-Ayaan-Hirsi-Ali-Esa-islamofoba-neocon

domingo, 14 de febrero de 2010

Manifestación en Oslo: “Dejad de Denigrar a los Musulmanes”

Casi 3.000 musulmanes tomaron las calles de Oslo el viernes después de que un periódico noruego publicara unas caricaturas insultantes contra el Profeta Muhammad, dijo la policía a AFP.

Los manifestantes llevaban carteles que decían: “Somos musulmanes y no terroristas” y “Dejad de denigrar a los musulmanes.”

El periódico amarillo Dagbladet publicó el 3 de febrero una caricatura del Profeta del Islam (PB).

La caricatura apareció en la página de Facebook del servicio de seguridad noruego (PST), que contenía un vínculo a la misma.

El vínculo fue colocado en la página de Facebook por un usuario, pero fue eliminado junto con algunos comentarios calificados ofensivos tan pronto como la policía conoció el hecho.

“La manifestación discurrió bien. La multitud se dispersó y nada indica que hubiera problemas,” dijo la portavoz policial Kari Huseby.

En los últimos días, los conductores de taxis de Oslo detuvieron su trabajo para protestar por la impresión de la caricatura.

Las caricaturas insultantes del Profeta Mohammed han provocado un debate sobre si la libertad de expresión puede violar la libertad de creencia de 1,500 millones de musulmanes en todo el mundo

Al Manar

martes, 9 de febrero de 2010

Y esto, ¿qué tiene que ver con los musulmanes y el Islam?

El siguiente es un articulo que habla sobre la inmigración en Europa, sobre las medidas de algunos paises para favorecer la integración y sobre como ciertos paises han cambiado o estan cambiado los requisitos que exigen a los inmigrantes para concederles la nacionalidad.


Se habla entonces de INMIGRACION, NO de musulmanes o de Islam, dos palabras que no vienen ni siquiera mencionadas en este articulo, entonces...¿porqué han colocado esa foto?, ¿se sigue relacionando la inmigración con sólo musulmanes?...¿no hay un claro mensaje subliminal islamófobo?, ¿era necesario?
Yo sólo tengo preguntas, agradeceria respuestas...



La inmigración en la UE

Las puertas se cierran en Europa

El número de nacionalizaciones cae en Alemania tras el endurecimiento de las pruebas de idioma - Italia y Reino Unido optan por el carné por puntos
EL PAÍS - Madrid - 09/02/2010


La llegada masiva de trabajadores extranjeros a la UE ha llevado a algunos países a introducir una serie de normas que promuevan la integración de los inmigrantes. Exámenes de idiomas, contratos de integración, el carné por puntos... Ante la falta de una legislación comunitaria, cada país ha optado por un sistema propio para conceder la nacionalidad.

- Alemania. Las exigencias idiomáticas son uno de los mayores obstáculos para acceder a la ciudadanía. Desde 2007, los criterios son más duros: se exige, a extranjeros que no tienen el graduado escolar, un nivel B1 (capacidad de charlar sin problemas sobre el trabajo y la vida diaria, así como la comprensión de textos oficiales y la redacción de cartas sencillas). En 2008, las nacionalizaciones cayeron un 16%.
Además, en 2008 se introdujo, entre muchas protestas, una prueba de nacionalización que consta de 33 preguntas de un catálogo de 310 (300 para toda Alemania y 10 específicas de cada Estado). Con 17 respuestas correctas se aprueba. El 98% de los examinados supera el examen.
Salvo a los ciudadanos de la UE y algunas otras excepciones, Alemania exige la renuncia a la ciudadanía de origen para obtener el pasaporte. Esta regla es especialmente disuasoria entre los millones de ciudadanos turcos residentes o nacidos en Alemania, puesto que perder el pasaporte turco limita el derecho de sucesión en Turquía.
- Italia. El Gobierno italiano se dispone a aprobar esta misma semana el decreto ley que regulará el permiso de residencia por puntos. La idea de la Liga Norte obligará a los inmigrantes que quieran residir legalmente en el país a superar diversas pruebas y exámenes y a ser evaluados cada dos años. El "pacto de integración" exigirá superar cursos de lengua italiana, Constitución y reglas cívicas, además de cumplir diversos deberes, entre ellos escolarizar a los hijos y tener al día el pago de impuestos. Si plasman esos cuatro requisitos, los inmigrantes tendrán los 30 puntos necesarios para acceder al permiso. Si no, tendrán un año para recuperar. Pero si continúan suspendiendo, serán expulsados. Los aspirantes perderán puntos si infringen el Código Penal, si no acreditan un contrato de alquiler en una vivienda digna (con determinados metros cuadrados y condiciones de higiene) o si no retiran la tarjeta sanitaria de la Seguridad Social.
- España. Los trabajadores extranjeros no firman ningún contrato de integración, como el que existe en Francia, aunque el PP es partidario de introducirlo. En Valencia, se aprobó en noviembre de 2008 una ley de inmigración que prevé cursos de compromiso de integración, pero son voluntarios y sólo sirven para documentar la solicitud de ciudadanía. Para obtener la nacionalidad, los extranjeros con permiso de residencia deben esperar entre uno y cinco años (según su procedencia y situación familiar) para solicitarla. Tras demostrar buena conducta cívica y un "suficiente grado de integración", el paso final es una ceremonia en la que se jura la Constitución.
- Reino Unido. Desde noviembre de 2005, todos los solicitantes de ciudadanía tienen que superar una prueba que certifique un conocimiento aceptable del inglés y el conocimiento suficiente de la cultura y de las costumbres de Reino Unido. La prueba prevé una serie de preguntas sobre las instituciones sociales y civiles del país. La concesión de la ciudadanía se celebra con una ceremonia con un juramento solemne por parte del nuevo ciudadano. Para conseguir la ciudadanía, los solicitantes tienen que satisfacer los requisitos de salud mental y aceptación de las normas británicas (en inglés sound mind y good character) y de honorabilidad (no tener antecedentes penales).
En 2008, Reino Unido introdujo el mayor cambio en la normativa sobre inmigración en 45 años. Estableció un sistema de puntos que divide a los inmigrantes en categorías sobre la base del nivel de formación y especialización. El sistema tiene cinco escalones. A excepción del primero, el de los trabajadores altamente calificados (como científicos y emprendedores), todos los demás requieren un tutor. Los puntos también se adquieren por poder adquisitivo y edad.

sábado, 6 de febrero de 2010

Llamamiento contra la Mutilación Genital Femenina. "La práctica es dañina y antiislámica"



6 de febrero, Día internacional contra la Mutilación Genital Femenina.

En el Día Internacional contra la Mutilación Genital femenina, que se celebra el 6 de febrero, Women's Islamic Initiative in Spirituality and Equality (WISE), desea reafirmar su compromiso por la eliminación de la práctica cultural de la ablación genital femenina (FGC, por sus siglas en inglés)* y hace un llamamiento a todas las personas con poder de decisión en el mundo para avanzar en los esfuerzos para erradicar la FGC.

La FGC es una antigua norma que se practicó durante mucho tiempo antes del nacimiento del Islam en el siglo VII. En Egipto lo practican tanto cristianos como musulmanes. Aunque a menudo se relaciona la FGC con una práctica islámica, ha sido abrumadoramente condenada por eruditos musulmanes, condenándola a través de fatwas (opiniones de ley islámica), y convirtiendo esta práctica en ilegal en las disposiciones gubernamentales.

A pesar de que en el Qur'an no aparezca ninguna referencia sobre la ablación genital femenina y de que el profeta haya dicho: "Tened cuidado de vuestras hijas y no las lastiméis", esta práctica continúa vigente hoy en día y por desgracia ha sido reconocida erróneamente como una tradición religiosa en algunas partes del mundo musulmán. De acuerdo con UNFPA, se estima que entre 100 y 140 millones de mujeres y niñas en todo el mundo, han sufrido esta práctica y cada año hay 3 millones de niñas que corren el riesgo de sufrirla. Cada vez hay más evidencias médicas que demuestran que la FGC supone una amenaza real para la salud de las mujeres y niñas, y aumenta la mortalidad materna y los riesgos de contraer el VIH.

Como parte de su proyecto en curso Jihad Against Violence campaign, WISE colabora con la Egyptian Association for Society Development (EASD), una ONG en Giza, Egipto, que trabaja para erradicar la FGC fomentando una educación religiosa contra esta práctica, así como mediante la financiación de iniciativas y alternativas económicas para los que practican la FGC. Por ejemplo, en 2008 los miembros de la asociación consiguieron que Amin Hussein, un barbero que practicaba con regularidad la FGC ilegalmente para mantener a su mujer y sus tres hijos, decidiera dejar de hacerlo. Después de recibir una formación que demostraba que la FGC es antiislámica y dañina para las mujeres y para la sociedad en general, Hussein aceptó dejar de practicarla a cambio de una compensación económica y nuevas herramientas para su barbería, que actualmente está prosperando. Durante un año Hussein cometió una sola práctica de FGC y exhibe con orgullo en su barbería para que todos la puedan ver, una declaración de la universidad del al-Azhar que dice que la FGC es antislámica y haram (ilícita). En otro caso exitoso, confome a este proyecto piloto, Zeinab Mohammed, una partera viuda muy pobre de la región de Giza, aceptó dejar de practicar la FGC a cambio de una inversión en su tienda de comestibles y en su almacén de aves de corral.

WISE, en estrecha colaboración con EASD, hace un llamamiento urgente a todos los religiosos y líderes para que apoyen programas y formación educativa que puedan eliminar eficazmente la FGC en las comunidades locales.

Para más información, consultar la página www.wisemuslimwomen.org.

Nota
* Por respeto a los millones de mujeres y niñas de todo el mundo que sufren esta práctica y viven con sus consecuencias, WISE prefiere utilizar el término Ablación Genital Femenina (FGC), por ser más sensible.
Women"s Islamic Initiative in Spirituality and Equality (WISE) es un programa de American Society for Muslim Advancement (ASMA) y Cordoba Initiative (CI).
ASMA trabaja para elevar el discurso en Islam y para fomentar los ambientes en los cuales los musulmanes prosperen a través de la colaboración interconfesional, del empoderamiento de la juventud y de las mujeres, y el intercambio artístico y cultural. La iniciativa de Córdoba trabaja para mejorar las relaciones entre el mundo musulmán y occidente ofreciendo soluciones innovadoras, viables, y sostenibles con resultados concretos. La misión de WISE es construir un movimiento cohesivo, global de las mujeres musulmanas que reclamarán los derechos de las mujeres en el Islam, permitiéndoles tomar decisiones dignificadas y participar completamente mediante la creación de sociedades justas y florecientes.

- Autor: Wise - Traducido por Webislam
Fuente: asmasociety.org

jueves, 4 de febrero de 2010

LA SUPUESTA INVASIÓN ÁRABE

“La duda es el principio de la Sabiduría”. Aristóteles
“Los hechos no dejan de existir sólo porque sean ignorados”. Thomas Henry Houxley
H. S. Sa´îd b. Aÿiba

ESTO ES LO QUE NOS DICE LA HISTORIA OFICIAL
El año 711 entraron 7.000 árabes por Tarifa al mando de Táric, y poco después otros 18.000 entran al mando de Musa, nacido en La Meca, que a la sazón tiene unos setenta y un años de edad, 25.000 hombres en total.
Nos dijeron que en tres años conquistan un territorio de 584.192 kilómetros cuadrados, habitado por varios millones de personas organizadas en monarquías visigodas y pertenecientes, muchas de ellas, a la decadente cultura greco-latina.
Es decir que, en el periodo de tres años, cada uno de aquellos 25.000 árabes tuvo que realizar el esfuerzo de conquistar 23 kilómetros cuadrados aproximadamente y, por si fuera poco, conquistar además parte de Francia y convertir todo ese vasto territorio al Islam. ¡Todo en tres años!. Ellos solos, con la espalda al descubierto, sin conocer el idioma y sin el apoyo necesario para pertrechar a la exigua tropa invasora.

Lo que las legiones romanas no consiguieron en trescientos años de sangrienta conquista, con todo su aparato militar, y el apoyo logístico desde las Galias, lo consiguen 25.000 árabes incultos venidos desde el lejano desierto. Y según se nos cuenta lo hicieron después de atravesar miles de kilómetros del norte de África, sin conocer la herradura con la que calzar a los caballos que no tienen (el desierto de Arabia no lo permite) y con las espaldas descubiertas.
Sabemos que algunos historiadores están de acuerdo con la versión oficial, y así se continúa enseñando en nuestras escuelas. Pero actualmente es más difícil defender esta postura a la luz de la moderna investigación, de los hallazgos arqueológicos, y libres de la presión de ciertos poderes interesados en mantenerla.
Si en la actualidad no pudiéramos desmentir lo que aparentemente es un fraude histórico, el simple sentido común ya nos lo sugeriría.
UNA REFLEXIÓN CRÍTICA
Que será una reflexión constructiva de este planteamiento, haciendo un breve repaso sobre la historia y la situación social y cultural de los árabes en aquellos años. Pues para que una afirmación histórica pueda ser considerada cierta, ha de sustentarse sobre el rigor científico, no sobre la fábula.
La península arábiga contaba, en aquél tiempo, con una población de aproximadamente un millón o millón y medio de habitantes, formada por tribus enzarzadas en luchas entre sí y con una cultura tribal muy primitiva. Durante los dos primeros siglos de expansión del Islam, como idea fuerza, la inmensa mayoría de los árabes eran analfabetos. De aquí el interés del Profeta Muhammad* (Mahoma) para que aprendieran a leer y escribir.
El año 640 muere Muhammad, habiendo dedicado parte de su vida a la pacificación entre las tribus, y a transmitirles una idea de Dios según la tradición abrahámico-sinaítica, en sustitución del paganismo politeísta. Así pues Allah no era un dios más, ni siquiera el Zeus - Deus de concepción greco-latina, sino La-Divinidad, Allah.
Antes de su muerte había invitado insistentemente a sus seguidores a que practicasen la búsqueda de la sabiduría, pues en aquellos tiempos no habían creado todavía una cultura árabe, como después la conocimos.
A Muhammad le suceden los primeros Califas que, debido a las luchas tribales por el poder son asesinados en su mayoría, al igual que su yerno Ali y su nieto Husein, quien es decapitado. En estas condiciones no tenían cultura que ofrecer, sino un proyecto por realizar, el Islam, que a la sazón no era bien conocido por muchos de aquellos árabes. Aunque según parece, en la actualidad, tampoco es bien conocido por algunos de “allí” ni por los otros de “aquí”.
Los habitantes de la Península arábiga no tenían economía para pertrechar grandes ejércitos, ni población suficiente para formarlos, ni unidad nacional para respaldarles. En todo caso podrían haber sido autores de pequeñas razias tribales, o de incursiones bélicas de escasa importancia una vez pacificados ellos mismos.
ARABIA
Excepto en algunas escasas zonas de la costa era, y es, un desierto estéril, cuya principal fuente de ingresos, en aquél entonces, eran el comercio y el pillaje de las caravanas. La fértil Medina, así como la desértica Meca situada en el eje Yemen-Siria, eran centros neurálgicos para el paso de caravanas. A principios del siglo VII eran todavía ruta obligada del comercio entre Oriente y Occidente.
No obstante, y a pesar de estas dificultades difícilmente salvables, la historiografía oficial nos dice que aquellos pocos e incultos árabes, guerreando entre sí, ya habían conquistado Siria en el 635, el Ctesifón en el 637, Palestina en el 639, y Mesopotamia del 639 al 641.
En el intermedio de la conquista de Mesopotamia, del 640 al 643 dominan Irán, en el 642 Alejandría, y después todo Egipto. Y desde Alejandría conquistan todo Túnez, a 3.000 kmts, de distancia, entre los años 647 al 701.
Entre gesta y gesta conquistan Trípoli el 647, en el 649 Chipre, en el 664 se van a la India a conquistar el Punjab. En el 670 atraviesan el desierto de Libia para conquistar todo el norte de África en plena pulsación climática de desertización. Del 705 al 7l5 retoman nuevamente la conquista de la India, para hacerse con el Valle del Indo hasta su desembocadura. Dándose mucha prisa porque el 711 tenían una cita con nuestros historiadores hispanos en la batalla de Guadalete, para poder conquistar en tres años los 584.192 kilómetros cuadrados de la Península Ibérica, el sur de Francia y convertirnos a todos al Islam. En el 720 llegan a Narbona, en el 725 conquistan Autun. Por fin en el año 732 los detiene Carlos Martel. Francamente, ¡increíble!
Recordemos que Muhammad muere el 640, y si ha dedicado su vida a pacificar las tribus, sin lograr la estabilidad deseada, ni antes ni inmediatamente después de su muerte se pueden enzarzar los árabes en conquistar tan extensos territorios. Ya que, como dijimos, ni las tribus estaban pacificadas, ni la Península Arábiga se había constituido definitivamente en un Estado, ni el Islam estaba definitivamente asentado, ni tenían la población o los medios para realizar tal hazaña.
Pero nos enfrentamos a otra dificultad. Según el historiador Teófanes, la exigua flota árabe fue masacrada frente a Constantinopla el año 678, a causa de una nueva arma utilizada por los bizantinos, “el fuego griego”, invento de un siríaco llamado Callinicós. Por lo que Mu´awiya b. Abú Sufian, fundador de la dinastía Omeya, muerto el 680, y Califa tras el asesinato de Ali, yerno de Muhammad, se vio forzado a pagar tributo a Bizancio.
EN EL AÑO 711
El poder naval árabe era muy escaso, era comercial y en todo caso defensivo o preparado para muy pequeñas razias. Como dijimos no conocían la herradura, ni el desierto puede mantener grandes manadas de caballos, que son incompatibles con los camellos. No hablaban las lenguas de todos estos países “conquistados”, no tenían ejército suficiente, ni cohesión territorial, ni posibilidades de abastecimiento para la tropa. Pero… ¿llevan a cabo la conquista de tan inmenso territorio y, sin cultura ni conocimiento suficiente, la conversión a la nueva religión en menos de un siglo y a cargo de unos cuantos beduinos ignorantes desavenidos entre si?. ¿Tiene esto alguna lógica?.
El sentido común nos dice que no hay posibilidad, salvo que aparezcan nuevas crónicas fiables, o que recurramos a la fábula o a la milagrería, como parece ser que así sucedió, para poder explicar un hecho que pudiera haberse desarrollado de otra manera.
Ciertamente España ha sido musulmana en su mayoría o en una gran parte, como nación andalusí, durante siglos, y el idioma árabe se integró en nuestra cultura, como siglos antes lo hizo el latín. Pero esta circunstancia no modificó la diversidad previa de nuestra etnia, ni se debió a la invasión de otro pueblo. Pudo ser debido, como en ocasiones anteriores, a la aceptación de una idea innovadora por parte de la población hispana, cuya religión en algunas regiones, el cristianismo arriano unitarista, se convirtió en el vehículo del cambio.
UNA LÓGICA Y NATURAL POSIBILIDAD
Sí que existe para la transformación de los territorios islamizados en el mundo. Y es que estos países fueran ganados para la nueva idea por la intervención de bien formados comerciantes predicadores. Según se desprende de la historia de los inicios del Islam al leer la biografía de Muhammad, observamos que sí envió mensajeros a distintas partes del mundo en aquel entonces conocido, y en esta cuestión están de acuerdo todos los críticos. Por lo tanto esto es lo que pudo suceder en nuestra tierra.
He aquí algunos ejemplos.
Sabemos por la historia más reciente que, en los siglos XV y XVI, se extiende el Islam por Indonesia a cargo de comerciantes predicadores, no por acción militar.
En los tiempos modernos también se introduce en las islas del Pacífico estando estas bajo el dominio colonial de portugueses y holandeses. Y se introduce en el África sub-sahariana durante el periodo colonial de Inglaterra, Francia y Portugal, sin que los europeos apenas se dieran cuenta del evento.
Si en este pasado reciente ha sucedido que el Islam no tuvo necesidad de imponerse por las armas, sino por el estudio y conocimiento de su promulgación, ¿no es probable que también pudiera suceder en un lejano pasado en nuestra tierra?

copiado de: islamyal-anlalus.org

Leer también: los arabes jamas invadieron la peninsula iberica

miércoles, 3 de febrero de 2010

Islam: el enemigo fabricado

Los partidarios de las guerras se han apoyado en atentados aislados, de origen poco claro, para acusar a la vez a Osama ben Laden, Sadam Husein, los palestinos, los «musulmanes» en general, e influir en nuestra percepción de las cosas.
Para justificar las guerras unilaterales y legalizar bajo la máscara de una «guerra mundial contra el terrorismo» sus violaciones de los pueblos y del derecho internacional han tenido que empezar por mentir y fabricar un enemigo.
¿Es necesario recordar que antes de invadir Iraq en 2003 la administración Bush había presentado documentos falsos para acreditar la posesión de «armas de destrucción masiva» por parte del presidente Sadam Husein y la responsabilidad iraquí en los atentados del 11 de septiembre de 2001? Esta monstruosa falsificación no era más que una de las incontables mentiras difundidas para arrastrar al mundo entero a unas guerras criminales de repetición.
Desde 2005, gracias a la investigación confiada por el Consejo Europeo al senador suizo Dick Marty , sabemos que en el marco de esta supuesta «guerra contra el terrorismo» los agentes de la CIA y del FBI hicieron que se transfirieran a prisiones secretas a muchos musulmanes secuestrado al azar para ser torturados salvajemente. Sabemos también que algunos países europeos participaron estrechamente en estas actividades, contrarias a los principios fundamentales que afirman defender.
Pero estamos muy lejos de imaginar hasta qué punto estos poderes se sirven de periodistas y de agencias de «relaciones públicas» para difundir el miedo con el objetivo de imponer una falsa percepción de las cosas.
«Nos encontramos en un momento espantoso. El medio intelectual parisino se encuentra en una deriva pararreligiosa, en una islamofobia latente (…) No hay razón alguna para tener miedo del Islam», respondía el intelectual francés Emmanuel Todd al periodista que le preguntaba si no tenía "miedo de los musulmanes" .
Sin embargo, en Occidente este miedo a los musulmanes está ahí, palpable.
A los ideólogos adeptos al «choque de civilizaciones» les ha bastado con asociar islam con el «terrorismo» y el llevar velo con «fanatismo» para destilar insidiosamente un sentimiento de inseguridad y crear un profundo rechazo de esta religión. Desgraciadamente, hay que constatar que la mayoría de los grandes medios de comunicación se han eco ampliamente de sus argumentos racistas (deliberadamente o por ignorancia) con lo que han contribuido así a aumentar esta vasta intoxicación.
Somos testigos directos de ello. Periodistas, periódicos de gran tirada y presentadores de televisión han abusado de una manera increíble de su posición.
Cada uno de nosotros puede recordar a tal o cual comentarista o enviado especial a Iraq o a Palestina calificando de «terroristas» a quienes se alzaban contra el invasor cuando se trata de resistentes. O incluso a cualquier otro periodista que de manera sistemática transmitía ideas grotescas, sobre el velo y la «charia» (la ley musulmana) para alimentar la impresión de que los musulmanes «no son como nosotros», no aceptan «nuestros» valores. Aprovechaban cualquier oportunidad de asociarlo al «fanatismo», al «atraso», a la «opresión» de la mujer .
Sin estas feroces campañas de denigración de la cultura y las tradiciones de la sociedad árabes el desarrollo de los prejuicios islamófobos nunca habría podido adquirir semejantes proporciones. Ni la indiferencia del público habría podido seguir siendo tan total a pesar de las insoportables imágenes de los presos torturados o de civiles destrozados por los bombardeos, en Palestina, en Iraq, en Afganistán.
Hay que llamar a las cosas por su nombre. Lo que se nos presentó como una guerra para «restaurar la ley y la seguridad» era, ni más ni menos, una guerra islamófoba. Una guerra totalmente instrumentalizada por unas partes interesadas consagradas ante todo a la defensa de los intereses de Israel en Oriente Medio.
En países como, por ejemplo, Suiza e Italia, en los que nunca se habían conocido atentados que se pudieran atribuir a los árabes o musulmanes, personas que no tenían nada que reprocharse fueron su objetivo debido a su pertenencia religiosa. Y, sobre todo, desde principios de este siglo y en todos los medios sociopolíticos la gente empezó a mirar con una desconfianza cada vez mayor a las mujeres que llevaban velo y a los fieles que frecuentaban las mezquitas.
Esta criminalización, consciente o no, de una parte importante de la población (la Unión Europea cuenta con 15 millones de musulmanes) tenía una motivación eminentemente política. Tenía que preparar a la opinión pública para adherirse a la guerra o aceptarla.
La criminalización de los musulmanes ha servido para esto: condicionar a la opinión pública para que nadie se apiade de los sufrimientos que nuestros «defensores de las libertades» les hacían padecer y también para preservar a los criminales estatales de toda crítica.
Esta política cínica, a la que indudablemente han contribuido periodistas sometidos, tiene un nombre: «estrategia de la tensión». Una estrategia que consiste en tener como objetivo y denigrar a ciudadanos ordinarios (en este caso, musulmanes respetuosos de las leyes), en acusarlos de cosas absurdas y, llegado el momento, en atribuirles las provocaciones o los atentados que agentes clandestinos estatales han preparado a tal efecto o (y esto se produce con más frecuencia de lo que imaginamos) han perpetrado ellos mismos.
Esto no es una ficción. En una obra titulada «Les armées secrètes de l’OTAN» [Los ejércitos secretos de la OTAN , el historiador suizo Daniele Ganser ha demostrado cómo durante la Guerra Fría Estados Unidos y sus aliados europeos se sirvieron de una red clandestina formada por la OTAN en asociación con la CIA llamada «Gladio» para fomentar atentados mortíferos y atribuirlos después a los comunistas. Vincenzo Vinciguerra, que participó en la preparación de estos atentados con bomba contra inocentes, confirmó después que el objetivo que se buscaba con estas masacres era provocar pánico y empujar a las autoridades a un régimen autoritario.
¿Acaso las mismas manipulaciones no funcionan hoy a nuestras espaldas?
Pero esta vez el objetivo de los manipuladores estatales ya no son los izquierdistas y los comunistas como en los años sesenta-ochenta, sino que son los árabes y los musulmanes. Estos «especialistas del terrorismo», a los que se llama para explicar y comentar estos atentados, sacan inmediatamente partido de ellos para relanzar el debate y aumentar la desconfianza en relación al islam.
En general no hay reacción alguna para contestar la arbitrariedad y las falsificaciones . Por consiguiente, es tanto más fácil difundir noticias falsas cuanto que los medios de comunicación tradicionales no muestran propensión alguna a investigar, como deberían hacer, para verificar si las versiones oficiales son plausibles .
Atrapados en la desinformación, los ciudadanos están lejos de imaginar (lo cual es comprensible) que sus autoridades, ayudadas por el cuarto poder, podrían estar implicadas de cerca o de lejos en el establecimiento de estrategias contrarias a sus intereses.


Resumen del articulo de la página de silvia cattori para leerlo entero: http://www.silviacattori.net/article612.html